El presidente Hugo Chávez reveló el martes que deberá someterse a una nueva cirugía debido a que médicos en Cuba le detectaron una "pequeña lesión" en la misma región donde en junio le extirparon un tumor canceroso.

Chávez dijo a la televisora estatal, desde su estado natal de Barinas, que en los exámenes de control que le realizaron el sábado pasado en La Habana "se ha detectado una lesión en el mismo sitio donde fue extraído el tumor hace ya casi un año".

"Es una lesión pequeña de cerca de dos centímetros de diámetro, muy claramente visible", dijo el mandatario venezolano, de 57 años, sin precisar más detalles. "Eso obliga a extraer esa lesión y eso obliga a una nueva intervención quirúrgica. Se supone menos complicada que la anterior".

El anuncio genera incertidumbre sobre el destino y el futuro político venezolano porque el presidente socialista está buscando reelegirse con el propósito de extender su mandato, que ya lleva más de 13 años.

Chávez informó que entre hoy y mañana se reunirá con sus "compañeros" para definir dónde será la intervención que debe hacerse "en los próximos días". No anunció una fecha específica.

"Me operarán de nuevo", dijo luciendo un casco rojo mientras visitaba una fábrica estatal. "Me sacarán esa lesión. Se verificará, se verificará qué hay que hacer. Si tiene relación con el tumor anterior, o no, y en base a eso informaremos a posteriores después de la operación".

Chávez negó los insistentes rumores que circularon últimos días que aseguraban que el cáncer que le detectaron en junio, se había extendido al hígado.

"Desmiento totalmente lo que circula de que tengo metástasis en el hígado o no sé donde más", agregó. "Que el cáncer está regado por todo el cuerpo y que ya me estoy muriendo...Los exámenes rigurosamente hechos en La Habana indican que no tengo metástasis en ninguna parte".

El presidente venezolano, no obstante, no ha ofrecido información completa sobre el estado de su salud desde que se le detectó un tumor cancerígeno. No se sabe, por ejemplo, en qué órgano padece la enfermedad y otros detalles relevantes, lo que ha dado lugar a las especulaciones señaladas.

Tampoco ha difundido los informes médicos oficiales sobre su padecimiento.

Ante los insistentes rumores que surgieron en los últimos días, Chávez dijo que se vio obligado a adelantar el anuncio que esperaba realizar después del asueto de Carnaval.

"Si cabe la expresión les pido perdón si a alguien le causo algún sufrimiento", comentó el mandatario tras llamar a los venezolanos a la a la "unidad, a la batalla, a la vida".

"Que nadie se alarme y yo diría que nadie se alegre porque independientemente de mi destino personal esta revolución... ya tiene su impulso dado y nada ni nadie podrá detenerla", dijo.

A Chávez le detectaron cáncer a mediados del año pasado en la Habana, donde fue sometido a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y, posteriormente, para extraerle un tumor que él aseguró que era del tamaño de una pelota de béisbol.

Entre julio y septiembre el gobernante fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas.

Chávez anunció públicamente en octubre pasado que estaba curado, que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo.

En los últimos meses, Chávez se ha visto bastante recuperado, vigoroso y ha retomado la totalidad de sus actividades, que incluyen maratónicos discursos televisados.

El gobernante ha asegurado que se encuentra en muy buenas condiciones para vencer al candidato opositor, Henrique Capriles, en los comicios de octubre y lograr una tercera reelección.

Desde que se enfermó el año pasado, el mandatario ha salido a desmentir numerosos rumores sobre su estado de salud.

El "Carnaval" es un feriado nacional de dos días que paraliza las actividades bancarias y empresariales.