Los Cachorros y los Medias Rojas arreglaron el martes su disputa por la partida del directivo Theo Epstein de Boston a Chicago.

Los Cachorros enviaron al relevista derecho Chris Carpenter y un jugador a designar a los Medias Rojas, que a su vez les transferirán otro pelotero aún no elegido.

Epstein, ex gerente general de Boston, pasó a ser presidente de los Cachorros en octubre con un contrato de cinco años y 18,5 millones de dólares. Los equipos no lograron acordar una compensación entre ellos y presentaron sus alegatos al comisionado Bud Selig.

Al final, dijo Epstein, arreglaron las cosas entre ellos.

"Estoy aliviado porque este proceso se haya terminado y particularmente complacido porque los equipos pudieron llegar a un acuerdo por sí solos sin que Grandes Ligas interviniera", dijo en un comunicado.