El patio de la cárcel, fue el escenario de una trifulca entre grupos antagónicos del crimen organizado que termino con un saldo de al menos 44 muertos y un número no definido de fugados

Todos los custodios que estaban de servicio en el momento del motín, así como el jefe de seguridad de la cárcel y su director, se encuentran detenidos hasta que termine la investigación sobre la posible relación entre el motín y la fuga, dijo Domene en una rueda de prensa.

El funcionario explicó que los disturbios se iniciaron alrededor de las 2:00 de la madrugada en la prisión de la ciudad de Apodaca, en las afueras de Monterrey.

Un grupo de reos del pabellón de alta seguridad de la prisión inició el motín y tomó como rehén a uno de los guardias. "Todos los heridos lo fueron por armas inciso-contusas, barras y piedras", explicó Domene, que negó el uso de armas de fuego en los disturbios que se extendieron a un segundo pabellón.

Cada pabellón acoge alrededor de 750 prisioneros.

Las autoridades retomaron el control de las instalaciones cerca de dos horas después.

Ante preguntas de los periodistas, Domene reconoció que en dichos recintos había presos de Los Zetas y del cartel del Golfo pero no quiso aventurar ninguna hipótesis sobre el motivo del enfrentamiento hasta que avancen las investigaciones.

"Es muy difícil controlar un penal como este", añadió.

Domene también facilitó las identidades de los 10 primeros fallecidos que han sido identificados. Más temprano, familiares de los prisioneros se reunieron en el exterior del centro penitenciario en busca de información sobre las víctimas.

Enfrentamientos mortíferos suceden con frecuencia en las prisiones mexicanas por las fugas de reos orquestadas por pandillas y cárteles de las drogas y por disputas por el control de los centros penitenciarios, en muchas ocasiones con la implicación de funcionarios.

Cerca de 31 prisioneros murieron en enero durante un motín en la ciudad costera de Altamira en el estado de Tamaulipas, que colinda con Texas. En octubre, otro sangriento enfrentamiento en una prisión en la fronteriza ciudad de Matamoros, también en Tamaulipas, dejó 20 presos muertos y otros 12 heridos.

En julio, un motín de reos del penal de Ciudad Juárez, entidad fronteriza del norteño estado de Chihuahua, mató a 17 prisioneros. Las autoridades mexicanas detuvieron al director y a cuatro custodios por esa reyerta luego de que las cámaras de vigilancia del centro penitenciario mostraron a dos internos abrir puertas para dejar entrar a presos armados en una habitación donde, según reportaron las autoridades, las víctimas tenían una fiesta.

En 2010, 23 personas murieron en otro motín de reos en una prisión de la ciudad norteña de Durango.

Y en 2009, un motín de reos en un penal en Gómez Palacio, en el estado de Durango, dejó 19 muertos.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino