Con dos goles de Rubén Castro, el Betis derrotó el lunes 2-0 al local Zaragoza y lo hundió aun más en el fondo de la liga española de fútbol al cierre de la 23ra fecha.

El Betis aprovechó mejor sus ocasiones ante un Zaragoza que suma sólo seis puntos de los últimos 48 en juego y es último con 15 unidades, a 11 de la salvación.

"No tenemos ni suerte ni claridad. Está difícil, las fuerzas están muy tocadas pero hay que dar la cara", dijo el técnico zaragocista Manolo Jiménez, quien sustituyó al mexicano Javier Aguirre hace siete fechas.

Los verdiblancos revirtieron su propia mala racha con su segunda victoria al hilo y subieron al 12do lugar con 29 puntos. Son sólo tres menos que los que suma el Atlético de Madrid, sexto y en puestos europeos.

La clasificación sigue liderada por el Real Madrid con 61 unidades tras su victoria del sábado 4-0 sobre el Racing de Santander. El Barcelona también goleó el domingo 5-1 al Valencia y es segundo con 51.

Apremiado por su delicada situación, el Zaragoza apretó desde el inicio a un visitante poco lúcido tanto en defensa como en ataque.

El Betis apenas se acercó al arco de Roberto Jiménez en la primera mitad, pero en un balón perdido por el Zaragoza en tierra de nadie Salva Sevilla habilitó a Castro, que resolvió por arriba el mano a mano a los 41.

El golpe anímico fue duro para los locales, que en la segunda mitad mostraron sus nervios. El Betis exhibió su calidad técnica y Castro convirtió el segundo gol a los 68, cuando remató un rebote de Jiménez.

El Zaragoza salió a intentar la remontada pero mostró nuevamente su falta de pegada, mientras que el Betis reafirmó su superioridad con un disparo al poste de Jonathan Pereira en el tramo final.