La Corte de Justicia de la provincia de Sucumbíos rechazó la disposición de la Corte Permanente de Arbitraje de la Haya que impugnó una sentencia ecuatoriana que ordena a la petrolera estadounidense Chevron a pagar una millonaria indemnización acusada de contaminar una zona amazónica.

El vocero de Chevron, James Craig, vía internet envió a la AP el lunes copia de la sentencia, y lo mismo hizo Karen Hinton, vocero de los demandantes ecuatorianos.

La providencia de la corte ecuatoriana tiene fecha 17 de febrero, suscrita por la Sala Unica de la Corte de Sucumbíos, 180 kilómetros al noreste de Quito.

"Reconociendo que el laudo arbitral se basa en normas internacionales creadas con el propósito de proteger las inversiones, no encontramos cabida para imponer el laudo arbitral por encima de nuestras obligaciones imperantes en materia de derechos humanos", de los ecuatorianos afectados por la contaminación.

"No podemos simplemente obedecer las pretensiones de Chevron, ni del Tribunal Arbitral y dejar de realizar las funciones para las que hemos sido posesionados", dice el documento, en el que se agrega que "un simple laudo arbitral, aunque resulte vinculante para Ecuador, no puede obligar a sus jueces a violentar derechos humanos de nuestros ciudadanos".

Craig, en un documento enviado a la AP dijo que Chevron espera que Ecuador "respete el laudo emitido, en el caso de no ser así, Chevron está preparado para adoptar medidas adicionales para la aplicación de ese laudo".

Añadió que Ecuador debe aprovechar esta oportunidad para demostrar que respeta el derecho internacional.

A su vez, el abogado de los demandantes Pablo Fajardo, citado en un comunicado señaló que "tenemos la intención de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para asegurar que Chevron cumpla con las obligaciones legales de la compañía y pague el importe íntegro de la sentencia".

Añadió que Chevron "contaminó la selva de Ecuador, ahora hay que arreglarla".

El jueves, la Corte Permanente de la Haya ordenó a Ecuador adoptar "todas las medidas necesarias para suspender o causar la suspensión de la ejecución y reconocimiento dentro y fuera del Ecuador de las sentencias de la Sala Unica de la Corte Provincial de Sucumbíos, del 3 de enero del 2012 y del 13 de enero del 2012" en contra de Chevron.

El 5 de enero la Corte de Sucumbíos ratificó en segunda y definitiva instancia una sentencia de febrero de 2011 que ordenó a Chevron el pago de 18.000 millones de dólares como sanción a la contaminación causada por Texaco entre 1972 y 1990, durante sus operaciones petroleras en la amazonia norte de este país.

Chevron compró a Texaco en el 2001 y asumió sus responsabilidades.

El juicio contra Chevron comenzó en 1993 cuando 88 ecuatorianos presentaron ante una corte federal de Texas una demanda por daño ambiental. En 1994, el mismo grupo presentó una demanda ante tribunales de Nueva York. Ambas cortes desecharon la demanda, que finalmente recayó en la corte de la provincia de Sucumbíos, que tardó 18 años en dictar la sentencia.

En la ciudad de Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos, se encuentran los principales yacimientos petrolíferos del país, que entre 1972 y 1990 fueron operados por Texaco.