La inversión extranjera directa (IED) en México durante el 2011 se incrementó 9,7% respecto al año anterior.

La cifra que ascendió a 19.439,8 millones de dólares superó las proyecciones estimadas por el Banco de México (Banxico), la secretaría de Economía y analistas internacionales.

El mejor trimestre de 2011 fue el cuarto, que vio como los flujos de inversión extranjera presentaron un monto de 48,9% por encima del originalmente reportado para el mismo período de 2010, según informó la secretaría de Economía el lunes.

Por sectores, la manufactura, con un 44,1%, es el principal receptor de inversión extranjera. Le siguen los servicios financieros y seguros, con un 18%; el comercio, con un 9,5% y la construcción, con un 6,4%.

Estados Unidos se consolidó como primer inversor en el país, con un 55% de las inversiones. España es el segundo con un 15.0%.

El incremento recoge un 41,4% de nuevas inversiones, un 39,3% de reinversión de utilidades y un 19,3% de cuentas entre compañías.

La cifra positiva mide los movimientos formalmente notificados ante el registro nacional de inversiones extranjeras de la secretaría de Economía.

Sin embargo, al crecimiento de inversión extranjera le acompaña volatilidad en la Bolsa Mexicana de Valores, según datos de Banxico.

Durante 2011, la participación extranjera, que asciende a 129.257 millones de dólares, se vio reducida en un 20% respecto al 2010. Más de 32.000 millones de dólares salieron del mercado en 2011.