LAS VEGAS, EEUU.- Muhammad Alí cumplió 70 años el mes pasado, pero la gente más famosa del planeta sigue deseándole al boxeador, conocido como el más grande, un feliz cumpleaños.

GALERÍA: Muhammad Alí celebra 70 años de vida.

El presidente Barack Obama le dijo el sábado por la noche a Muhammad Alí mediante un mensaje por video que el había impactado e inspirado al mundo, y continúa haciendolo hoy.

El mensaje de Obama fue uno entre varios que celebraron al icono delante de una asistencia de 2.000 personas a una cena de gala en honor a Alí y para recaudar fondos para investigaciones sobre el cerebro.

TOP 10: Aquí está lo mejor del boxeo mundial.

Obama, el primer presidente afroamericano en la historia de Estados Unidos, definió a Alí como un "icono".

"Feliz cumpleaños, campeón", dijo Obama a Alí. "Como peleador y fuera del cuadrilátero siempre fuiste espectacular y motivo de inspiración para todo el mundo, algo que continúas haciendo", subrayó el mandatario.

La esposa de Alí, Lonnie Alí, le dijo a los presentes que el mayor deseo de su esposo había sido siempre inspirar y ayudar a otras personas mediante una vida que en realidad el cree que empezó cuando se retiró de los cuadriláteros.

Gran festejo...

En Las Vegas, la reunión que tuvo como fin recaudar fondos para actos beneficos fue un exito completo y, por ejemplo, los guantes que utilizó Ali para hacer su primera defensa del título de campeón del mundo, en Las Vegas, fueron subastados por más de un millón de dólares y fueron adquiridos por el empresario de hoteles y casinos Lorenzo Fertitta.

Los organizadores de la cena de gala benefica y la subasta celebrada la pasada noche en el hotel MGM Grand nunca pensaron que podían conseguir 1,1 millón de dólares por los guantes que Ali se puso para derrotar en 1965 a Floyd Patterson.

Tambien se incluyeron los carteles originales utilizados para promover la pelea, que tenían el nombre elegido de Muhammad Alí y debajo el de Cassius Clay, el nombre con que nació y que se cambió cuando se convirtió al Islam.

Invitados...

Alí, que sufre la enfermedad de Parkinson desde hace 30 años, recibió el homenaje de más de 2.000 personas, incluidos decenas de famosos, que pagaron por el cubierto a partir de 1.500 dólares y entre los que se encontraban David Beckham, Anthony Hopkins y Manny Pacquiao, entre otros.

Tambien estuvieron en la cena la modelo Cindy Crawford, y el cantante Samuel L. Jackson, que le dedicó una versión de "Stand By Me" al boxeador, en la gala que duró cinco horas.

Todos quisieron participar en el homenaje a un púgil que logró un palmares de 56 triunfos (37 de ellos por KO) y cinco derrotas y se convirtió, tal vez, en el deportista más famoso de la historia debido a su personalidad y a la voluntad de defender públicamente la causa de sus creencias.

Reconocimiento...

La exfigura del fútbol americano Jim Brown señaló que Ali representa lo más grande de America, porque en un tiempo cuando sólo se reconocía la capacidad atletica y no se permitía que nadie expresase sus creencias, Ali se reveló y lo cambió todo.

"Estados Unidos comenzó con la esclavitud y terminó con un presidente negro", recordó Brown. "Muhammad Ali ha sido una parte muy importante para que eso sucediese".

El extenista Andre Agassi, señaló que Ali mostró al mundo que cada persona tiene el deber -independientemente de su profesión- de ayudar a los demás.

"Lo que hizo como deportista ha sido incomparable y el impacto que ha tenido sigue presente en la sociedad y por eso estamos aquí esta noche", subrayó Agassi. "Estamos muy agradecidos con lo que ha hecho Alí y estamos obligados a averiguar como lo hizo".

Ali, que estuvo acompañado por su familia, se sentó junto a Stevie Wonder, que tocaba el teclado y cantaba su versión de "Feliz Cumpleaños".

Otras estrellas como Sean "Diddy" Combs, Kelly Rowland, LL Cool J, Quincy Jones, Sugar Ray Leonard y el promotor de boxeo Bob Arum, tambien estuvieron a su lado.

"El más grande de todos los tiempos" destacó Combs despues de dirigirse a los asistentes y gritar "¡Feliz cumpleaños, Ali".

La esposa de Ali, Lonnie Ali, fue la encargada de hablar en la cena de gala y dijo que el mayor deseo de su marido ha sido siempre la de inspirar y ayudar a los demás, especialmente cuando se retiró del boxeo activo.

Lonnie Alí presentó un montaje de vídeo de la vida de su marido, incluyendo escenas de su trabajo benefico con los niños.

"La gente busca milagros, espera sorpresas de todo tipo", manifiesto Ali en el vídeo. "Sin embargo, la mayor maravilla, el milagro y sorpresa más grande es el que se encuentra en el corazón de cada uno", subrayó.