CALIFORNIA- Bartolo Colon jamás se imaginó cuánto podría recuperarse con un tratamiento de células madres que finalmente salvó su carrera, ya que su hombro y codo del brazo de lanzar dejaron de ser un problema.

Hace dos años, le tomaron células madre de grasa corporal y de la médula ósea para inyectárselas en el hombro y codo lesionados en una técnica innovadora que era probada por primera vez.

Por supuesto que el derecho dominicano desconocía en absoluto qué sucedería, pero respondió bien y pasó el 2011 con los Yankees

"Estaba un poco nervioso", dijo. "No sabía qué iba a pasar".

Ahora, Colón empieza un nuevo período de su carrera en la División Oeste de la Liga Americana con los Athletics de Oakland, cuyos lanzadores y receptores se presentaron el sábado para iniciar de la pretemporada.

El derecho se proclamó sano y agradecido por recibir otra oportunidad a sus 38 años.

"Increíble", contestó a la pregunta sobre el hecho de poder lanzar otra temporada con un brazo renovado.

El entrenador Bob Melvin, luego de una reunión de cuatro horas con los directivos de los Atléticos, tuvo palabras de aliento para Colón.

"A su edad sigue siendo un lanzador de poder", dijo Melvin. "Es un veterano cauteloso... Consideramos que era la pieza que encajaba bien aquí con base en los chicos que pudimos conseguir".

Ganador del Premio Cy Young de la Americana en 2005, Colón tuvo registro de 8-10 con 4.00 como promedio de efectividad en 29 apariciones y 26 aperturas en su 14ta temporada en las mayores, luego de ausentarse todo el 2010.

"Mi salud es buena", afirmó. "Nada de problemas. Estoy listo para jugar por Oakland".