El boxeo es uno de los deporte con mayor tradición en Mexico. Todo esto debido a los muchos campeones que ha habido y a la gran tecnica que han desarrollado los púgiles nacionales.

Julio Cesar Chávez, Ruben Olivares, Miguel Canto, Carlos Zarate, Sal Sánchez, 'Finito' López, 'La Chiquita' González, 'Pipino' Cuevas, Lupe Pintor, Daniel Zaragoza, 'El Terrible' Morales y Juan Manuel Márquez son sólo algunos.

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) llegó para convertirse en el organismo que más respeto ganó en el mundo de los golpes, erigido por un mexicano: Jose Sulaimán.

Justamente el presidente del CMB dijo que metía las manos al fuego por Julio Cesar Chávez Jr y Marco Antonio Rubio, luego de que Nacho Beristáin pusiera en duda la credibilidad de la pelea por el campeonato mundial Medio del sábado anterior.

Es lógico que cada quien defienda lo suyo, tal como hace en este caso Sulaimán, pero su apoyo a ultranza se queda a medias desechando la prueba antidoping.

Como lo dijo el: es responsabilidad de la comisión local realizar las pruebas antidopaje a los boxeadores del CMB despues de una pelea de título mundial o eliminatoria. Así lo estipula el artículo 4, apartado 31, del reglamento del Consejo.

Estamos en una epoca de falta de credibilidad en el boxeo y en el deporte en general: Los esteroides en el beisbol, los juegos de futbol arreglados en Europa, los casos de clembuterol de los futbolistas mexicanos, el Caso Contador, etc.

La falta de confianza del aficionado en el boxeo tambien se manifiesta debido a que las mismas autoridades se encargan de pasar por encima de sus propias reglas.

En diciembre pasado Tomás 'El Gusano' Rojas declaró que se dejó sobornar en una pelea contra 'El Travieso' Arce en 2007. Despues el peleador veracruzano dijo que se le había malinterpretado. El CMB lo suspendió indefinidamente.

Considerando que es obligación de los boxeadores que disputan el cinturón de campeonato mundial someterse a las pruebas antidoping, el Consejo tendría que tomar la responsabilidad de practicarlas si la comisión local falló en su obligación. No debe dejar suspicacias.

Chávez Jr ya tuvo una prueba de doping positiva en 2009 luego de su pelea con Troy Rowland el 14 de noviembre, por la presencia de diuretico furosemide, sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje ya que 'escondería' el uso de otras sustancias.

La sanción para el junior fue de siete meses.

Como se dice: Quien nada debe, nada teme. Si Julio Cesar Chávez Carrasco no ingirió alguna sustancia prohibida, hay que acceder a la prueba. Si Jose Sulaimán está dispuesto a meter las manos al fuego por JC, debería exigir la prueba por el CMB.

El deporte en general está afectado en su credibilidad. El boxeo es la disciplina que más exitos ha dado a Mexico en su historia, y los mismos mexicanos deberían cuidar ese prestigio.

En agosto de 2011 Sulaimán dijo que su organismo revisaría la lista de sustancias prohibidas para ver si habría manera de ayudar a los boxeadores a mantener el peso y que las peleas sean más equilibradas.

De suceder así, ojalá que sea una solución a un problema natural (desarrollo normal del cuerpo del atleta) del boxeo y no un escudo para esconder lo que no se quiere que salga a la luz pública (el uso de sustancias prohibidas).