FLORIDA, EE.UU.- Cientos de personas, incluido el ex campeón mundial Muhammad Alí, recordaron el viernes al entrenador de boxeo Angelo Dundee como un maestro de la motivación que dejó un legado de amabilidad en su carrera.

Dundee, que murió la semana pasada a los 90 años, ayudó a Alí a llegar al máximo nivel del boxeo.

El ex campeón de los pesados entró al Centro Cristiano Countryside, donde se hizo el funeral, por una entrada cerrada al público. Se sentó en la primera fila frente al feretro, colocado en un escenario adornado con flores, fotos, cuadros y un par de guantes de boxeo rojos en una butaca.

El promotor Bob Arum fue uno de los que recordó a Dundee, quien dijo fue "una de las personas más amables que conocí en mi vida".

Lonnie Alí habló en nombre de su esposo, aquejado por el mal de Parkinson.