Más de 20 personas, entre ellas jóvenes amas de casa que compraron fusiles de asalto en armerías de Texas, fueron acusadas de participar en una presunta red de contrabando de armas para los cárteles de la droga en México, dijeron autoridades federales el miércoles.

Se decomisaron más de 200 armas, incluso fusiles automáticos AK-47 y para francotirador. Un total de 22 personas fueron arrestadas. Muchas están acusadas de ser compradores falsos, es decir, personas sin antecedentes penales que compran legítimamente armas de un vendedor con licencia y seguidamente le entregan las armas a contrabandistas.

Durante una conferencia de prensa en San Antonio, el Departamento de Justicia elogió los arrestos como "un gran golpe" en los esfuerzos para frenar el flujo de armas a México.

El mismo departamento quedó hace unos meses en vergüenza luego de la fallida Operación Rápido y Furioso, en la que agentes federales en Arizona trataron de rastrear armas que habían sido vendidas a personas sospechosas.

Esa operación se convirtió en un escándalo cuando la Oficina para el Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus iniciales en inglés) le perdió a pista a miles de armas, dos de las cuales estuvieron más adelante en un tiroteo en Arizona en el que un agente fronterizo estadounidense resultó muerto.

Fiscales federales se negaron a decir si alguno de los vendedores de armas con licencia en el caso estaba bajo investigación.

Keith Edwards, de 23 años y Rick González, de 22, fueron sentenciados a más de tres años de prisión cada uno por comprar armas para los contrabandistas.

Uno de los contrabandistas y líder de la red, Edward Levar Davis, de 34 años, fue sentenciado a 14 años de prisión, la condena más larga hasta ahora. Más sospechosos serán sentenciados este mes.

Las autoridades dicen que entre los compradores falsos estaban amas de casa, madres y primos. A la mayoría se les pagó alrededor de 100 dólares por cada compra, dijeron los agentes federales. Las armas confiscadas cuestan entre 800 y 1.400 dólares, lo que haría el valor total de las armas confiscadas al menos 160.000 dólares.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino