México - Los exámenes de control antidopaje corresponden a las comisiones locales de boxeo y en el caso del combate entre Julio César Chávez Jr y Marco Antonio Rubio le tocaba a la de Texas, dijo José Sulaimán.

El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) respondió a la inconformidad del equipo de trabajo del "Veneno" Rubio de que no se tomaron muestras de doping al término de la pelea el sábado en el Alamodome de San Antonio.

"Ese control correspondía a la Comisión de Texas, pero el sábado no llevaron laboratorio y debido a la autonomía de las comisiones, el Consejo Mundial no puede hacer nada y menos en Estados Unidos", aseveró.

Sulaimán agregó que por reglamento del CMB se deben tomar muestras de orina de los boxeadores al término de los desafíos titulares, pero el sábado no llevaron laboratorio y no se pudo.

Acerca del combate que sostuvieron Julio César Chávez Jr y Marco Antonio Rubio, con triunfo del sinaloense en la segunda defensa del cinturón mundial de peso medio del CMB, comentó que hasta hoy es la pelea del año.

"Los dos se dieron con todo y a partir del sexto round se dieron intercambios de golpes que emocionaron a los aficionados y sin duda el asalto 11 podría ser el mejor del 2012", comentó el dirigente tamaulipeco, quien asistió a la velada titular.

Finalmente dijo que en sus siguientes peleas, el hijo del legendario Julio César Chávez podría enfrentar al argentino Sergio "Maravilla" Martínez o al tijuanense Antonio Margarito, quien "primero deberá someterse a rigurosos exámenes médicos después de las golpizas que recibió de Manny Pacquiao y Miguel Cotto".