SAN ANTONIO, EE.UU.- El mexicano Julio Cesar Chávez hijo retuvo el sábado en la noche su título de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo con su victoria por decisión unánime sobre su paisano Marco Antonio Rubio.

Los jueces calificaron la pelea con tarjetas de 118-110, 116-112 y 115-113 a favor de Chávez, quien afrontó una reacción mixta de los 14.120 espectadores reunidos en el Alamodome.

Ninguno de los dos púgiles se fue a la lona a pesar de que recibieron continuos golpes fuertes a la cabeza y el cuerpo durante la pelea, pactada a 12 episodios.

Chávez (45-0-1-1) tuvo algunos problemas al inicio del combate pero finalmente superó a Rubio (53-6-1), quien mostró valentía en el cuadrilátero.

Chávez, oriundo de la ciudad de Culiacán (en el norte de Mexico), tuvo dificultades para dar el peso para esta pelea de campeonato y fue arrestado el 22 de enero en Los Angeles acusado de conducir ebrio.