San Antonio - El coahuilense Marco Antonio Rubio afirmó que este sábado vencerá a Julio Cesar Chávez Jr. en el Alamodome, en el combate por el título mundial medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

"Respeto a los Chávez, al gran campeón Julio Cesar y a su hijo, pero peleare con todo el corazón y espero ser el nuevo monarca mundial, para eso me prepare más de dos meses", comentó el peleador originario de Torreón, Coahuila.

"Veneno" Rubio considera que tiene todo en contra en su combate contra el imbatido monarca sinaloense, "el único camino para quitarle el título a Chávez Jr. es noqueándolo y así lo hare. Ya tenemos diseñado el plan de pelea, sabemos cómo pelearle a Julio, seremos inteligentes y al mismo tiempo agresivos, soltando golpes desde que suene el campanazo inicial".

El primer clasificado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en peso medio llegará a este pleito en rachado al sumar diez victorias de forma consecutiva y con la motivación de propinar la primera derrota al hijo del legendario JC.

"No desaprovechare mi segunda oportunidad de ganar un título mundial, en febrero del 2009 me faltó experiencia y estrategia ante el estadounidense Kelly Pavlik", comentó el noqueador lagunero en entrevista en la última conferencia en el Alamodome.

"Ahora trabajo más la velocidad y resistencia y me siento un peleador más completo, con más experiencia, convencido en vencer a cualquiera y este sábado lo demostrare ante Chávez jr", pronosticó.

En relación a la dura prueba que representa Chávez Carrasco, reconoció que su adversario ha crecido como peleador, pero confía en su preparación para mantener un ritmo intenso de pelea.

"La pelea será durísima para ambos lados. Julio merece todos mis respetos, ha crecido mucho en sus últimas peleas, será un rival muy fuerte, pero mi preparación y experiencia serán puntos importantes para salir con el puño en alto", finalizó.