San Antonio - El mexicano Julio Cesar Chávez Jr., buscará convertirse en el mejor campeón del mundo en la división de peso medio, con victorias ante Marco Antonio Rubio y Sergio Martínez.

Chávez Carrasco, hará ante el coahuilense "Veneno" Rubio la segunda exposición del cetro medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en la pelea estelar de la función "Bienvenidos al Futuro", en el Alamodome, de esta ciudad.

"Rubio es el clasificado uno del Consejo Mundial de Boxeo, es un rival que ha enfrentado a peleadores de nombre y un triunfo ante el, me daría reconocimiento a nivel internacional y despues pensaría en Maravilla Martínez", comentó el hijo del legendario JC Chávez.

El monarca sinaloense ofreció conferencia la tarde del jueves en el Alamodome y mostró un físico bien trabajado junto a su entrenador Freddie Roach, despues de dos meses de actividad en el gimnasio de Los Angeles.

"Estamos listos para dar una buena pelea este sábado, al cien por ciento. Lo daremos todo arriba del ring, para darle un buen espectáculo a toda la gente de San Antonio, que siempre me ha apoyado a mi carrera", apuntó.

Julio Cesar Chávez jr (44-0-1, 31 nocauts), saldrá favorito contra Marco Antonio Rubio (53-5-1, 47 ko´s), en el combate estelar de la velada sabatina y espera que los aficionados lo apoyen, como en sus combates ante Athony Shuler y John Duddy.

"El triunfo contra Duddy me catapultó a la pelea de título mundial y fue aquí en el Alamodome y ahora contra Rubio mis puños volverán a hablar, voy a ganar", aseguró confiado el entrevistado.

Con camisa azul a rayas y pantalón de sastre gris oxford, el invicto campeón reconoce que estará en un barril de pólvora, por el poder en los nudillos del retador coahuilense, "estoy al cien por ciento físicamente y nadie me quitará el cinturón".

Cuestionado de que el referi mexicano Jose Guadalupe García, fue protestado por el equipo de Rubio, mencionó que "no ocupo de nadie para ganar, soy un boxeador limpio y no necesito que me favorezca un referi", enfatizó.

Chávez jr., realizará la tarde del jueves un ligero entrenamiento en el gimnasio del hotel sede, para conservarse y reportar este viernes a la ceremonia de pesaje en el Alamodome.