Durante el censo del 2010 en Estados Unidos se le pidió a la gente que se describiera por raza, y más de 21,7 millones —al menos uno entre 14— soslayaron las categorías reglamentarias y dieron respuestas complementarias con términos como "árabe", "haitiano", "mexicano" y "multirracial".

Esos datos, no difundidos, son el recuento más amplio hasta la fecha de esas respuestas opcionales y son también un indicio de la diversificación de Estados Unidos que brega con las nociones cambiantes de raza.

Las cifras muestran que la mayoría de las respuestas adicionales corresponden a estadounidenses o hispanos también multirraciales, muchos de los cuales no creen que encajen en las cuatro categorías de raza definidas por el gobierno: blanco, negro, isleño de Asia-Pacífico o Indio estadounidense/nativo de Alaska. Debido a que hispano está definido como una identidad étnica y no como una raza, alrededor de 18 millones de latinos prefirieron la categoría "alguna otra raza" para establecer una cierta identidad racial hispana.

"Tengo mi experiencia mexicana, mi experiencia blanca, pero también tengo una tercera —si se quiere— que trasciende las dos, una experiencia mixta", dijo Thomas López, de 39 años y de Los Angeles, que dio una respuesta complementaria.

López, hijo de padre mexicano-estadounidense y madre alemana-polaca, ha estado marcando varios espacios sobre la raza desde que la Oficina del Censo ofreció esa opción por primera vez en el 2000.

Los aproximadamente 18 millones de latinos marcaron "alguna otra raza" en vez de la categoría oficial de blanco o negro. Sus respuestas incluyeron mexicano (8,7 millones), hispano (5,1 millones), latinoamericano (dos millones), puertorriqueño (865.000), español (531.000), salvadoreño (332.000) y dominicano o de la República Dominicana (295.000).

Más de tres millones de respuestas complementarias provinieron de estadounidenses blancos y negros que al parecer estimaron insuficientes las categorías reglamentarias. Entre esos están árabes, iraníes y personas del Medio Oriente quienes no se ven totalmente como "blancos" y han pedido en el pasado ser descritos en otra categoría racial.

Casi medio millón de estadounidenses negros —entre 1% y 2% de su población total— complementaron sus respuestas señalando su término preferido para negro. Entre otros, mencionaron africano-estadounidense, afroestadounidense, africano, negro, mulato, moreno o café.

"Es un problema persistente medir un concepto personal con un cuadro para marcar", dijo Carolyn Liebler, profesora de sociología en la Universidad de Minnesota que se especializa en demografía, identidad y raza. "El mundo está cambiando, y un número mayor de gente se siente ahora en libertad de identificarse como quiera, sea blanco-negro, birracial, escocés-nigeriano o estadounidense. Esto puede crear conflictos cada vez que un grupo de personas considera que no encajan en los cuadros".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino