Para Julio Cesar Chávez Junior su nombre siempre ha sido una navaja de dos filos, pues muchas han sido las expectativas desde que llego al boxeo profesional y muchas han sido las críticas por el lento de su desarrollo en el boxeo de renta, el cual su padre domino como ningún otro boxeador mexicano en la historia del pugilismo mundial.

Ocho años despues de haber subido a un ring profesional y sin experiencia alguna en el boxeo amateur el hijo mayor del gran campeón mexicano Julio Cesar Chávez González ganó su primer campeonato mundial el pasado 4 de junio en Los Angeles.

"Desde que me inicie mi carrera profesional mi objetivo fue ganar un campeonato mundial, ahora que lo he logrado quiere ser un gran campeón y se que mi responsabilidad ha crecido aún más con el pueblo mexicano", dijo Julio Cesar Chávez Carrasco.

El próximo 4 de Febrero en San Antonio, Texas, Julio Cesar Chávez Jr. expondrá por segunda ocasión la corona de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el primer clasificado del mundo Marco Antonio Rubio.

"Este desafío ante Rubio es uno de los mas difíciles de mi carrera, pero estoy seguro que estoy listo para enfrentarlo y superarlo", dijo Chávez Jr. Esta será la quinta pelea que Chávez Jr., disputará bajo la tutela de Freddie Roach, el mejor entrenador del mundo en estos momentos y su primera fue todo un exito, ya que lució impresionante al derrotar a John Duddy el 26 de junio del 2010 en San Antonio.

"Sin lugar a dudas esta fue la mejor decisión que he tomado en mi carrera boxística pues bajo la tutela de Roach, no solo mejorare como boxeador, pero me estoy convirtiendo en un verdadero atleta de alto rendimiento", dijo Chávez Jr., tras el triunfo.

Ante Duddy, su primera pelea de 12 asaltos, Chávez Jr. se vio en gran condición, dominando físicamente a un hombre que muchos pensaban tenía con que ganarle, pero quien sobre el ring fue borrado completamente para el talento del espigado mexicano.

"Me sentí muy bien y pude hacer muchas cosas sobre el ring que en otras ocasiones por mi falta de condición no podía hacer. Pero ahora como campeón mundial se que tengo una gran responsabilidad y por esto entreno al cien por ciento todos los días y con gran determinación de mejorar día a día", dijo Chávez Jr.

Chávez hijo hizo algunas peleas de exhibición, pero no fue hasta los 16 años que pensó seriamente en el boxeo profesional.

"El boxeo siempre me gusto mucho porque recuerdo muchos las peleas de mi papá y a pesar de que pase mucho tiempo en el gimnasio nunca pense que sería algo en serio para mi, pero finalmente lo decidí a los 16 años".

Chávez padre no estaba muy de acuerdo con la decisión de su hijo, pero cuando lo vio que iba en serio le comenzó a brindar su apoyo incondicionalmente y sin duda alguna es el seguidor más fiel que tiene el joven peleador sinaloense.

Chávez Jr. hizo su debut profesional el 26 de septiembre del 2003 en Culiacán y venció por puntos a Jonathan Hernández en un combate pactado a cuatro giros.

Chávez Jr. terminó haciendo tres peleas en el 2003 y 11 más en el 2004. Su decima pelea fue el 31 de julio en Las Vegas donde venció a Jason Smith por puntos. En 2005 el desarrollo fue notable al ganar nueve peleas y empatado otra.

El carismático púgil sinaloense tuvo otro buen año en el 2006 al ganar sus seis peleas, incluyendo su primera a 10 asaltos que ganó por decisión unánime ante Christian Solano el 16 de diciembre en Culiacán, Sinaloa.

El 2007 fue un año muy bueno para Chávez jr., quien ganó sus seis peleas incluyendo una en junio en Nueva York en la cual noqueó a Grover Wiley, cobrando venganza de la derrota que su padre sufrió a manos de Wiley en su última pelea como profesional y la que logró ante Ray Sánchez III en diciembre de ese año fue el triunfo más importante de su entonces trayectoria profesional.

En el 2008 Chávez Jr, ganó el título supewelter Continental de Las Americas en León, Guanajuato al noquear en ocho asaltos a Jose Celaya en febrero. En Abril despachó a Loriga en nueve giros en Queretaro. En julio venció por decisión divida a Vanda en Hermosillo. En diciembre derrotó de nuevo a Vanda por decisión unánime en Las Vegas.

Chávez Jr. comenzó el 2009 con la ilusión de disputar una corona mundial, en su primer combate de ese año el 28 de Marzo en Tijuana, Chávez derrotó por decisión unánime a Luciano Cuello, una victoria con lo llevó a la conquista del campeonato Latino Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante 15 mil espectadores.

En Septiembre en Tepic, Nayarit logro un contundente nocaut sobre el estadounidense Jason LeHoullier a quien fulmino en el primer asalto con un potente gancho de izquierda dando una muestra de su poder y contundencia.

En Noviembre del 2009 Chávez Jr. derrotó a Troy Rowlands en Las Vegas, pero esa triunfo fue nulificado cuando el mexicano dio positivo a un diuretico prohibido en Nevada y fue suspendido por siete meses.

"A veces los errores no se notan cuando estas ganando, pero era obvio que tenia que hacer algunos cambios en mi carrera sí deberas queria alcanzar mis metas y eso es que he hice el año pasado", dijo Chávez Jr.

Despues de reflexionar sobre su futuro durante una suspensión de seis meses, Chávez Jr. visito a Freddy Roach en su gimnasio del Hollywood, California durante un entrenamiento de Manny Pacquiao.

"Mire la intensidad con la cual Pacquiao entrena y la manera que respeta y hacia todo lo que Roach le decía y me dejo muy impresionado. Se que no siempre he tenido la mejor dedicación, pero con Roach sabía que la tendría", dijo Chávez Jr.

Junto con Roach, el mexicano tambien trabajo al lado de Alex Ariza quien como preparador físico de Pacquiao, demostró que sabe lo que está haciendo.

"Sólo era cuestión de ponerme a trabajar y dar lo mejor de mí mismo, pues sin la ayuda de Freddie y Alex no hubiera logrado ganar un campeonato", dijo Chávez Jr.

En su duelo contra Duddy, el mexicano dio muestras de lo que puede hacer con una buena preparación y a pesar que el pasado 29 de enero derroto a Billy Lyel en Culiacán su preparación con Roach fue muy poca y no como la primera.

En junio del 2010 en Los Angeles, Chávez Jr. vino de menos a más para derrotar al fuerte alemán Sebastian Zbik, quien tras un gran comienzo fue lentamente mermado por el violento ataque al cuerpo que le aplico el joven mexicano.

"Fue una pelea difícil. Zbik es un gran boxeador tecnico, pero creo que mi fuerza, determinación y corazón fueron lo que me llevaron al triunfo", dijo Chávez Jr, quien el pasado mes de noviembre noqueo a Peter Manfredo Jr. en su primera defensa titular.

A lo largo de su carrera la sombra de su padre lo ha seguido en las buenas y en las malas, pero Julio Cesar Chávez Carrasco está listo para escribir su propia historia.