El presidente Hugo Chávez afirmó el viernes que espera mantener una mejor relación con Estados Unidos e instó a Barack Obama que, de tener un segundo mandato, honre su palabra de darle a América Latina la importancia que merece y encabece personalmente ese cometido.

Al referirse a las recientes declaraciones de Obama sobre Venezuela, Chávez expresó que prefiere no responder a sus señalamientos adversos y más bien tomar aquellos comentarios que apuntan a una mejoría de la relación bilateral.

"Yo prefiero tomar eso último", dijo Chávez a periodistas, citando a Obama, quien manifestó que su "deseo es que podamos ver una mejoría en las relaciones con Venezuela".

En una entrevista difundida el jueves por la cadena hispana Univisión, Obama declaró además que "desafortunadamente, hay una tendencia por parte del gobierno venezolano a usar a Estados Unidos como excusa para el fracaso de algunas de sus políticas internas. Y también a causar problemas para algunos de sus vecinos".

Chávez ha mantenido relaciones tirantes con Estados Unidos desde que asumió el gobierno en 1999, pero las frecuentes fricciones no han afectado los estrechos lazos comerciales que tienen ambos países.

El gobernante venezolano, quien busca la reelección en octubre próximo, afirmó que en los próximos comicios presidenciales estadounidenses "es probable que Obama gane. Ganando nosotros aquí, y gana Obama, ojalá que en el segundo período de Obama ... podamos estrecharnos la mano otra vez y conversar, y tener las mejores relaciones, y no sólo de Venezuela y Estados Unidos, sino de la América Latina".

Recordó que Obama dijo que le daría importancia a América Latina y no se la ha dado, lo que según Chávez, es uno de sus grandes errores.

"Uno de los grandes errores de su gobierno (de Obama) es desentenderse de América Latina y delegar a otros estamentos, que no son nada diplomáticos. Delegar lo que debería hacer el propio presidente, su secretaria de Estado, lo delegan a los señores de la guerra, a la CIA", agregó tras un encuentro con el ministro de Defensa peruano Alberto Otárola.

Recientemente, Washington ordenó la expulsión de la cónsul venezolana en Miami, Livia Acosta, luego de una investigación del FBI sobre una denuncia de que ella había hablado de un posible ataque cibernético al gobierno de Estados Unidos cuando era funcionaria de la embajada venezolana en México.

Chávez consideró un atropello la expulsión y acusó al gobierno de Obama de ceder a presiones de sectores de la ultraderecha en Miami y ordenó el cierre administrativo de ese consulado, lo que ha generado protestas de la comunidad venezolana en la zona, la más numerosa en territorio estadounidense.

Las misiones diplomáticas de Venezuela y Estados Unidos permanecen sin embajador desde que Caracas retiró en 2010 el plácet concedido a Larry Palmer, quien dijo durante su proceso de confirmación en el Senado que la inteligencia cubana había infiltrado a las fuerzas de seguridad venezolanas.

Washington respondió solicitando al embajador venezolano Bernardo Alvarez que no volviera al puesto cuando hubiera concluido la pausa de diciembre de ese año.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino