Italia recaudó el jueves 5.000 millones de euros (6.470 millones de dólares) en un par de remates de bonos con un interés notablemente menor, indicio de que mejora la confianza inversionista en el país.

Fueron los primeros remates desde que la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's redujo en dos peldaños la calidad de la deuda soberana italiana el 13 de enero.

Italia pagó un interés del 3,763% en una emisión de 4.500 millones de euros en bonos a dos años, frente al 4,85% en diciembre. El interés de los nuevos bonos que expiran el septiembre de 2014 fue del 3,2%.

Los analistas de UniCredit dijeron que el remate fue "positivo" y un buen augurio.

El analista Nicholas Spiro, que tiene una firma de asesoría en Londres sobre deuda soberana, destacó que el mercado estuvo "especialmente optimista" tras prometer la reserva Federal estadounidense mantener por lo menos hasta fines de 2014 en casi cero su tasa clave como medio de apuntalar la lánguida economía.