El banco central estadounidense dijo el miércoles que es altamente improbable que encarezca los intereses antes de fines de 2014 e insistió que mantiene bajas las tasas para ayudar a una débil economía de crecimiento flojo.

El nuevo pronóstico es detallado en el informe económico trimestral de la Reserva Federal (Fed), que será difundido el miércoles más tarde.

El informe mostrará la fecha en la que según la Fed espera el primer encarecimiento de las tasas por parte del banco central estadounidense. El organismo ha mantenido su tasa básica en casi cero en los tres últimos años.

La Fed dijo en una declaración difundida después de una reunión de dos días de su brazo ejecutivo que la economía estadounidense crece muy moderadamente, pese a la desaceleración de la expansión global, pero no anunció medida alguna adicional para apuntalar el modesto crecimiento económico.

El banco central estadounidense redujo además su pronóstico de crecimiento económico para el 2012 aunque se mostró levemente más optimista sobre el desempleo.

La Fed cree que la economía estadounidense crecerá entre un 2,2% y un 2,7% este año, tras haber pronosticado en noviembre un crecimiento del 2,5% al 2,9%.

Empero, cree que la tasa general del paro caerá este año al 8,2%, del 8,5% pronosticado. En diciembre el desempleo llegó al 8,5%.

Las minutas de la reunión de la Fed indicaron además que algunos de sus miembros desearon ampliar el periodo de tasas de interés casi en cero más allá del 2004. La Fed pronosticó además que la inflación será del 2%.

El interés de las obligaciones de la Tesorería bajó ante la noticia de que la Fed no piensa encarecer el precio del dinero hasta finales del 2014 como muy pronto.

El interés de los bonos del Tesoro a cinco años cayó al 0,76%, su rendimiento más bajo. El interés de los bonos a 10 años cayó al 1,95%, frente al 2,02% antes de que la Fed formulara el anuncio hacia las 1730 GMT.

Menores intereses podría abaratar las hipotecas y posiblemente aumentar el valor de las acciones al abandonar los inversionistas los bonos y letras federales en favor del papel bursátil.

La bolsa de valores, que cotizó a la baja toda la jornada, se recuperó rápidamente tras la noticia. El promedio industrial del Dow Jones, que había caído unos 60 puntos, subió 83,10 unidades al cierre de la jornada.