Gio González, la flamante adquisición de la rotación abridora de los Nacionales de Washington, firmó el miércoles un contrato por cinco temporadas y 42 millones de dólares.

El zurdo, que llegó en un canje con Oakland, se entusiasmó con la idea de lanzar junto a Stephen Strasburg y Jordan Zimmermann.

"Cada noche estudio a esos señores", afirmó González.

Casi un mes después del canje y una semana y media tras aceptar su nuevo contrato, González fue presentado el miércoles en una rueda de prensa en el estadio del equipo.

"Me encantan las situaciones llenas de presión", dijo el pitcher.

González "será parte de nuestra estantería durante mucho tiempo", afirmó el gerente del equipo, Mike Rizzo. Los Nacionales finalmente están en condiciones de disputar "juegos importantes en septiembre", agregó.

De 26 años, González fue seleccionado para el Juego de Estrellas de 2011, en una temporada en la que terminó con foja de 16-12 y 3.12 de efectividad en 32 aperturas.

Durante las últimas semanas, los Nacionales fueron vinculados con reportes sobre la posible adquisición de Prince Fielder, el primera base agente libre que promedió 40 cuadrangulares y 113 carreras producidas durante los últimos cinco años. Pero el martes se dijo que había llegado a un acuerdo por más de 200 millones de dólares con los Tigres de Detroit.

Así, a Washington le quedó celebrar la adquisición de González, al que Rizzo llamó "otro ladrillo del edificio" y un "jugador con gran carácter, gran formación".

El contrato de González es el mayor para un pitcher que puede participar en el arbitraje salarial por primera vez. Incluye tanto una opción del club para rescindir el contrato en 2017, y una opción del jugador para adquirir derechos de pensión a partir de 2018, que podría darle un valor de 65,5 millones de dólares en siete temporadas.

"Había interés mutuo en lograr un acuerdo a largo plazo", dijo Rizzo, que envió a cuatro prospectos a Oakland el 23 de diciembre para obtener los servicios de González.