Los brasileños, alentados por un aumento en su nivel de ingresos, triplicaron su demanda de transporte aéreo en la última década, según datos oficiales divulgados el miércoles.

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), órgano regulador de las aerolíneas que operan en el país, señaló que la demanda de vuelos creció 194% de 2002 a 2011, con lo que prácticamente se triplicó en esa década.

En 2002 las líneas aéreas que operan en Brasil transportaron 34,3 millones de pasajeros en vuelos domésticos e internacionales, cifra que aumentó a 107,8 millones en 2011, según la ANAC.

El aumento también generó problemas para los aeropuertos brasileños, que se han visto desbordados por la demanda, lo cual generó grandes filas y aglomeraciones en las terminales aéreas, especialmente durante período de vacaciones y feriados.

Al menos 13 aeropuertos del país están siendo reformados y algunos construidos nuevos para hacerle frente a la demanda esperada para los grandes eventos deportivos que el país organiza, el Mundial de 2014 y las Olimpiadas de Rio de Janeiro en 2016.

El Banco Central reveló esta semana que los brasileños gastaron el año pasado 21.200 millones de dólares en viajes internacionales, la cifra más alta que se tiene registro, en momentos que el mundo se debate en una crisis financiera.

El incremento en la demanda refleja también un cambio en la configuración social de los brasileños, donde un número creciente de personas sale de la pobreza y pasa a formar parte de la clase media, con un consecuente cambio en sus patrones de consumo, incluyendo viajes en avión.

Un estudio de la Fundación Getulio Vargas, basado en estadísticas oficiales, señaló que 48,7 millones de personas aumentaron sus ingresos y pasaron a las clases media y alta entre 2003 y comienzos de 2011.

En 2003, la clase baja era el 49% de la población, con 40% de clase media y 11% de alta.

Para 2009, el cuadro había cambiado: la clase baja cayó a 34%, la clase media subió a 52% y la alta a 14%. En este cuadro se considera clase baja una familia con ingresos de hasta 136 dólares mensuales por persona. La clase media abarca a los hogares con ingresos de entre 640 y 2.700 dólares.

Según la ANAC, la demanda de aviación en Brasil aumentó 15,72% en 2011 comparado con el año inmediatamente anterior.