Los precios altos de minerales y gas natural permitieron que Bolivia lograra un récord histórico en sus exportaciones con 9.109 millones de dólares en el 2011, 29% más que el año anterior.

Las exportaciones de gas a Brasil y Argentina cerraron el pasado año en 4.060 millones de dólares, el 44% del total exportado por el país y la cifra representa un incremento del 36% respecto a 2010, señaló el miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE) en un informe.

La exportación de minerales alcanzó a 2.413 millones de dólares, 30% más que el año anterior. También la venta de manufacturas tuvo un incremento del 22% respecto a 2010 con un monto global de 2.230 millones de dólares.

El gas y los minerales significaron el 71% de las exportaciones globales, frente al 24% de la exportación de productos con valor agregado (manufacturas) lo que implica, según expertos, una fuerte dependencia de las materias primas.

La macroeconomía ha sido una de las fortalezas del presidente Evo Morales, el primer indígena que gobierna Bolivia, pero su política estatista no ha podido romper la histórica dependencia del país de la exportación de materias primas. Su plan de industrializar ha tenido escaso avance hasta ahora.

Por la incidencia del gas, Brasil es el principal socio comercial de Bolivia, le siguen Estados Unidos y Argentina.