Paraguay cerró 2011 con un déficit comercial de 5.481 millones de dólares, informó el martes el Banco Central.

La nación sudamericana registró importaciones por 11.000 millones de dólares mientras que los ingresos por exportaciones alcanzaron 5.519 millones de dólares.

La banca central indicó que el monto de las importaciones superó a los 9.400 millones de dólares de 2010, representando un aumento de la compra desde el exterior del 22,4%.

El 58% de mercaderías engloba productos comprados a países de fuera del Mercosur, que proveyó el 42% de mercancías.

En cuanto a las exportaciones, el 28% de diferentes productos se comercializó en países del Mercosur y el resto de envíos incluye destinos en el continente americano Europa y Asia.

El banco central aclaró que el 44% de las exportaciones fueron granos de soja.

Los principales productos de importación son maquinarias, automotores y petróleo, más bienes de capital, según el informe oficial.

El economista Ricardo Rodríguez, ex asesor del general Andrés Rodríguez durante su presidencia de 1989 a 1993, dijo en entrevista con The Associated Press que "los registros de importaciones y exportaciones del banco central son recogidos de las aduanas pero existe el subregistro compuesto por remesas del exterior y una realidad: el contrabando, que es un flagelo en Paraguay".

"Pero el déficit no es tan importante porque tiene compensaciones con préstamos y un flujo permanente de dinero de ida y vuelta por la compra y venta de productos del exterior a través de las cuentas corrientes", añadió.

Rodríguez especificó que "no necesariamente las importaciones deben estar financiadas por las exportaciones porque el resultado de la balanza comercial es referencial".

El banco central indicó que el déficit "de la balanza ha sido compensado por el superávit en la balanza de servicios atribuido al dinamismo de gastos e inversiones de las empresas binacionales (hidroeléctrica Yacyretá con Argentina e hidroeléctrica Itaipú con Brasil), remesas de dinero de paraguayos residentes en el exterior y donaciones", explicó el documento oficial sin brindar montos específicos.

"Las empresas de inversión extranjera han mantenido el nivel de utilidades en 2011 en torno a 800 millones de dólares, de los cuales se estima que remesarán 680 millones de dólares aproximadamente, proporción ya registrada en años anteriores", precisó el comunicado.