El gobierno de México anunció el martes un plan para agilizar la entrega de recursos que permitan enfrentar los efectos de la peor sequía registrada en siete décadas y que afecta en distintos grados a 19 de los 32 estados del país.

El presidente Felipe Calderón firmó un acuerdo para movilizar lo antes posible cerca de 34.000 millones de pesos (unos 2.580 millones de dólares) en recursos previstos en el presupuesto gubernamental del 2012 para enfrentar la sequía.

"Lo que buscamos, primordialmente... es que ninguna familia mexicana se quede sin agua o sin alimento a causa de esta sequía", dijo.

El mandatario afirmó que han estimado afectaciones en distintas etapas en 1.200 municipios de 19 estados, aunque el mayor impacto se registra en los estados norteños de Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas.

México, un país con más de 112 millones de habitantes, tiene poco más de 2.500 municipios, lo que representa que casi la mitad ha padecido en alguna medida los estragos de la sequía.

"En nuestros estados ya tenemos 17 meses que no nos llueve", dijo el gobernador del estado norteño de Durango, presente en el acto de firma del acuerdo contra la sequía.

Señaló que en los estados más afectados, un 80% de la superficie cultivable se ha dañado. "Prácticamente no hay absolutamente nada de cosecha", dijo.

Con el acuerdo presidencial, el gobierno busca entre otras cosas que haya los recursos suficientes para acelerar la distribución de agua a las comunidades que lo necesitan, incluso a través de carros cisterna, además poner en marcha un plan de rehabilitación y construcción de pozos.