El político opositor Leopoldo López declinó el martes su candidatura para apoyar al gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles Radonski, el favorito de las encuestas para disputar la presidencia de Venezuela.

El anuncio del precandidato dio un impulso significativo a Capriles, quien encabeza las encuestas de cara a las primarias que realizarán los partidos de oposición el 12 de febrero. De éstas saldrá un candidato único para enfrentar al presidente Hugo Chávez en las presidenciales del 7 de octubre.

"La unidad que se está construyendo es la más poderosa", dijo López en conferencia de prensa al confirmar su retiro de las primarias y su apoyo a Capriles. "La alianza se viene completa a apoyarte", agregó

Los dos hombres se abrazaron ante varios cientos de simpatizantes que coreaban "Se ve, se siente, Capriles presidente".

"Serás el próximo presidente de todos los venezolanos", afirmó López, ex alcalde del municipio capitalino de Chacao y jefe del partido Voluntad Popular. López había quedado rezagado en las encuestas recientes.

"Quiero darle la bienvenida a Leopoldo al autobús del progreso", dijo Capriles al agradecer el respaldo a López, su ex compañero del partido opositor Primero Justicia.

El gobernador del estado Miranda descartó que su unión con López responda a un "reparto" de cargos políticos y que la alianza vaya a afectar las elecciones primarias. Capriles anunció que el ex alcalde será a partir de ahora el coordinador nacional de su comando político.

El dirigente del partido opositor Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza, desestimó que la alianza Capriles-López pueda afectar la postulación del candidato de su organización, Pablo Pérez, y dijo que "quienes estaban apoyando a Leopoldo López se van a distribuir entre Pablo Pérez, María Corina Machado y otros".

"Nosotros continuamos con mucha fe", indicó Barboza en conferencia de prensa al descartar que Pérez, gobernador del estado occidental de Zulia, vaya a declinar su candidatura.

Pérez, quien es dirigente del partido Un Nuevo Tiempo, recibió el apoyo de los partidos tradicionales Acción Democrática (AD) y el Social Cristiano Copei.

"A los ciudadanos no les gusta que negocien con su voluntad hacia un candidato", comentó el dirigente al cuestionar la alianza Capriles-López.

Barboza también objetó los comentarios de Capriles, quien afirmó que estaba dispuesto a romper con la vieja forma de hacer política.

"Una cosa es romper con lo malo del pasado y otra es generalizar. En el pasado está la gloria de nuestros libertadores, nuestros abuelos y tantas cosas buenas que se han hecho en este país. Yo creo que es una inmadurez. Para nosotros el pasado es Chávez y lo vamos a derrotar", agregó.

De acuerdo con datos de la encuesta local Datanálisis para diciembre pasado, Capriles contaba con una intención de voto opositora de 44,9%, mientras que Pérez tenía 33,6%.

Las principales encuestas locales ubican a Pérez por debajo de Capriles para ganar las elecciones primarias.

El director de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, indicó que la unión entre López y Capriles es una "alianza natural" que "potencia" la postulación del gobernador de Miranda, quien figura como principal favorito a ganar las primarias.

León dijo a The Associated Press que los más recientes sondeos le daban a López una disposición de voto para las primarias de 16%, que sin duda se trasladará a Capriles que cuenta con un respaldo entre los opositores superior al 40%.

El analista señaló que era prematuro evaluar la incidencia que tendrá esta alianza de cara a las elecciones presidenciales de octubre, pero aseguró que la oposición está en su "mejor momento" político y tiene una "opción de triunfo" frente a Chávez que mantuvo durante el año pasado una "popularidad promedio" de 52%.

Capriles, de 39 años, ha ganado apoyo al presentarse como un administrador eficiente y prometer la solución a problemas como la delincuencia rampante, el desempleo y una inflación del 27%.

Capriles, quien se ha calificado de centroizquierdista, ha evitado los enfrentamientos directos con Chávez. Le gusta compararse con el ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien promovió políticas libreempresistas al tiempo que financió programas sociales que le granjearon popularidad entre los pobres.

Es actualmente el gobernador del estado central de Miranda, el segundo más poblado del país, que incluye partes de Caracas y las poblaciones pobres de las colinas que la circundan. Fue alcalde de Baruta, un distrito de clase media de la capital, hasta que en 2008 fue elegido gobernador, derrotando a un aliado estrecho de Chávez.

"Todas tus buenas ideas, aquí las necesitamos", dijo Capriles a López en la conferencia de prensa. "Tenemos el mismo sueño"

Los dos repitieron el lema de campaña de Capriles: "Hay un camino".

Chávez está en el poder desde hace 13 años y aspira a un nuevo sexenio en las elecciones de octubre. Su tasa de aprobación superó recientemente el 50% en las encuestas.

Tras la partida de López, quedan cuatro aspirantes para disputar las primarias, aparte de Capriles: Pablo Pérez, gobernador del estado de Zulia; la congresista Maria Corina Machado; el ex embajador ante la ONU Diego Arria y el político Pablo Medina.

Capriles exhortó a los venezolanos a participar en las primarias. Con respecto al apoyo de López, dijo: "Esto es una alianza con la mirada puesta al 7 de octubre".

___

Los periodistas de The Associated Press Ian James Y Christopher Toothaker en Caracas contribuyeron a este despacho.