La economía brasileña generó 1,94 millones de empleos formales en el 2011, por debajo del nivel creado el año anterior, informó el martes el gobierno.

Datos del Ministerio de Trabajo indican que la generación de empleos estuvo por debajo de la expectativa del gobierno al comenzar 2011, cuando pronosticó 3 millones de nuevos puestos. En 2010 fueron creados 2,54 millones de puestos formales de trabajo.

El ministro interino de Trabajo, Paulo Roberto Pinto, consideró que la perspectiva para 2012 es favorable, con la meta de creación de más de dos millones de empleos gracias a políticas dirigidas a estimular nuevas contrataciones en las empresas y a reducir el sector informal con facilidades de crédito para micro y pequeñas empresas.

La disminución en la creación de empleos en 2011 se dio como resultado de la crisis financiera global, que afectó a las compañías orientadas al comercio exterior.

Aún así, el desempleo en Brasil alcanzó 5,2% en noviembre, el último dato disponible, y el más bajo en la serie histórica iniciada en 2002.