La aurora boreal iluminó los cielos de Escocia, el norte de Inglaterra y partes de Irlanda y se esperan más de estos espectáculos de luz nocturna en los próximos días.

La Agencia Espacial Canadiense formuló una advertencia de tormenta geomagnética el martes en momentos en que los residentes disfrutaban de un panorama espectacular en el cielo nocturno.

Ken Kennedy, director de la sección Aurora de la Asociación Astronómica Británica, dijo que el resplandor de la aurora boreal podría ser visible durante unos días más.

La aurora boreal a veces se divisa en el norte de Escocia pero la inusual actividad solar de esta semana significa que también ha sido visible en el nordeste de Inglaterra e Irlanda, algo inusual.

Las tormentas geomagnéticas producen vistas espectaculares, pero también pueden ocasionar problemas.

Según la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera, de Estados Unidos, puede causar sobrecarga de electricidad e interferencia en las señales de radio, televisión y telefonía.

Pese a la coincidencia con la tormenta solar, la luminosidad de la aurora boreal del lunes se debió probablemente a variaciones en el trasfondo normal de los vientos solares y no a la tormenta solar que estalló el domingo, conjeturó el físico Doug Biesecker del Centro de Predicciones Espaciales de Boulder, Colorado.

Agregó que una tormenta geomagnética el martes proveniente de esa tormenta solar parece no haber pasado por la Tierra sino más al norte, por lo cual era improbable que las auroras se extendieran tan al sur el martes por la noche.