Cuatro agentes, incluido el líder del sindicato de la Policía local, fueron arrestados el martes por el FBI bajo cargos de agredir a inmigrantes ilegales y generar reportes falsos para encubrir abusos en un suburbio de New Haven, donde una pesquisa federal halló discriminación hacia los hispanos.

Los policías de East Haven agredieron a los individuos cuando éstos estaban esposados, registraron ilegalmente empresas de latinos y hostigaron e intimidaron a las personas — entre ellas activistas, testigos y otros agentes — que intentaron investigar o reportar la mala conducta de los policías, de acuerdo con la acusación federal.

Las autoridades de la capital del país comenzaron a investigar a la Policía de East Haven en 2009, donde la pesquisa federal documentó el mes pasado un patrón de abusos.

Los hispanos propietarios de pequeñas empresas dijeron que el maltrato por parte de la Policía orilló a muchos recién llegados desde México y Ecuador a irse de la ciudad, integrada básicamente de clase obrera.

Los propietarios hispanos de empresas de East Haven recibieron los arrestos con beneplácito, entre ellos Luis Rodríguez, un inmigrante de Ecuador que se había quejado de hostigamiento de la Policía en su tienda de comestibles Los Amigos.

"Deberían tener que pagar, no con muchos años (en la cárcel), pero con lo suficiente para que sean un ejemplo (de lo que no debe hacerse). No deberían abusar de su poder", dijo Rodríguez. "Todo lo que yo quería es que me dejaran en paz".

Los agentes Dennis Spaulding, David Cari y Jason Zullo, así como el sargento John Miller, líder del sindicato de la Policía, enfrentan cargos de asociación ilícita, privación de derechos y obstrucción de la justicia.

Joseph Maturo, alcalde de East Haven, informó que los cuatro fueron detenidos en sus viviendas el martes alrededor de las 6 de la mañana.

Frank Riccio hijo, abogado de Spaulding, dijo que su cliente es un policía excepcional.

"En esta etapa temprana nuestra posición es que el señor Spaulding es inocente de los cargos. No ha sido nada salvo un policía ejemplar. Es por eso que esto es sorprendente", afirmó.

La Policía local se enfrascó en un patrón discriminatorio hacia los residentes hispanos, afirmó el mes pasado el Departamento de Justicia federal. Los investigadores dijeron que su pesquisa se vio complicada por esfuerzos para tratar de intervenir en las declaraciones de los testigos y por el silencio policial.

___

El periodista de The Associated Press Michael Melia en Hartford contribuyó a este despacho.