Al menos 5 escuelas y una estación de bomberos resultaron agrietadas en el norte de República Dominicana donde se registraron sismos en los dos últimos días.

Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), explicó el martes que las escuelas, ubicadas en las localidades costeras de Nagua, Cabrera y Gaspar Hernández sufrieron agrietamientos, pero ningún daño estructural.

En Nagua, a unos 25 kilómetros al norte de la capital, la estación de bomberos también sufrió agrietamientos, detalló el oficial.

Dos sismos se registraron en las cercanías de Nagua. El primero fue el lunes de 5,1 grados y el segundo el martes de 4,5 grados.

En lo que va del año, tres sismos de más de 5 grados se han reportado en territorio dominicano. Un movimiento de 5,3 grados ocurrido la madrugada del 5 de enero provocó agrietamientos en 3 escuelas, varias viviendas y en la municipalidad de San José de Ocoa, 70 kilómetros al oeste de Santo Domingo.

República Dominicana, que comparte la isla La Hispaniola con Haití, tiene 14 fallas geológicas y se ubica cerca de la unión de las placas tectónicas del Caribe y Norteamérica, por lo que son frecuentes los temblores de baja y mediana intensidad, recordó el director del sismológico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Eugenio Polanco.