Fuerzas especiales del ejército mexicano abatieron a un supuesto lugarteniente del presunto barón de las drogas Joaquín "El Chapo" Guzmán y quien era identificado como responsable del cartel de Sinaloa para el estado norteño de Durango y una parte de Chihuahua, informaron el lunes autoridades federales.

El vocero de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Ricardo Trevilla, informó que Luis Alberto Cabrera Sarabia, alias "El Arqui" y lugarteniente de "El Chapo", murió durante una operación de fuerzas especiales realizada el viernes en el estado de Durango.

"El Chapo", considerado por Estados Unidos como el narcotraficante más poderoso del mundo, designó a "El Arqui" como responsable de las operaciones del cartel de Sinaloa en Durango y el sur de Chihuahua tras la detención del anterior líder local de la organización, identificado como Felipe Cabrera Sarabia, "El Inge" y detenido en diciembre.

"El Inge" y "El Arqui" son hermanos.

"El Chapo" se fugó de una prisión de máxima seguridad en 2001 y desde entonces se ha vuelto en uno de los presuntos barones de las drogas más buscado por autoridades de México y Estados Unidos.

En otra acción realizada el fin de semana también en el norte de México, pero en el estado norteño de Sonora, policías detuvieron a otro presunto lugarteniente del cartel de Sinaloa y quien supuestamente interceptaba a migrantes y les exigía dinero a cambio de trasladarlos a Estados Unidos, informó la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

Fidel Mancinas Franco o Roberto Labrador López, alias "Fidel", fue arrestado el sábado y según la SSP es requerido por una corte de Texas por la muerte de 11 migrantes en 2009 durante dos accidentes automovilísticos. El hombre presuntamente era el responsable de trasladarlos.

La SSP señaló que Mancinas es presunto lugarteniente del cartel de Sinaloa en cuatro municipios fronterizos de Sonora, vecino a Estados Unidos.

Mientras, en la operación para dar con "El Arqui", presuntos pistoleros del cartel de Sinaloa atacaron a las fuerzas militares y tras un enfrentamiento murió uno de los supuestos agresores y 11 más fueron detenidos, incluido uno que resultó herido, refirió el general Trevilla.

Cuatro militares también fueron heridos.

El vocero del ejército dijo que Cabrera, junto con su jefe de seguridad, logró huir de la finca donde inició la operación militar y buscó refugio en una cueva cercana, desde donde continuó disparando en contra de las autoridades.

"Ante la resistencia de deponer las armas y del continuo ataque hacia las tropas, los efectivos militares prosiguieron repeliendo la agresión hasta que ambos (Cabrera y su jefe de seguridad) fueron abatidos", dijo el portavoz.

En el lugar fueron decomisadas 17 armas largas (16 con aditamentos lanzagranadas y una con mira telescópica), 4.628 cartuchos de diferentes calibres, siete vehículos (uno blindado) y equipo de comunicación no especificado.

El general Trevilla afirmó que "con esta acción, se afecta significativamente la estructura de liderazgo y la capacidad operativa" del cartel de Sinaloa en Durango y Chihuahua.

Durango, un estado semidesértico del noroeste del país donde en 2011 fueron localizados decenas de cuerpos en fosas clandestinas, ha sido escenario en los últimos años de disputas entre los carteles rivales de Sinaloa y Los Zetas.

Pero tras el hallazgo de las fosas con más de 280 cadáveres, las autoridades también detectaron que se había registrado una división al interior del Cartel de Sinaloa en Durango entre el grupo que encabezaban los Cabrera y otros identificado como los "Ms".

La violencia atribuida al crimen organizado y el narcotráfico había dejado más de 47.500 asesinatos hasta septiembre del 2011.