El presidente saliente de Yemen recibió autorización para ingresar a Estados Unidos para que pueda recibir atención médica, dijo un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Barack Obama.

El funcionario dijo que Estados Unidos espera que Alí Abdulá Salé permanecerá en suelo norteamericano por un tiempo limitado. El funcionario no dijo cuándo llegaría Salé.

Momentos antes el domingo, un portavoz de la presidencia en Yemen dijo que Salé había partido de la capital yemení en un avión rumbo al sultanato de Omán, en el Golfo Pérsico, y que haría otra parada antes de ir hacia Estados Unidos.

Salé solicitó el mes pasado una visa para poder viajar a suelo norteramericano. El funcionario no estaba autorizado a entrar en detalles sobre Salé y habló bajo condición de anonimato.