Es posible que el crucero que encalló frente a esta isla toscana haya transportado pasajeros sin documentar, dijo el domingo un funcionario, con lo cual aumentó la probabilidad de que la cifra de desaparecidos rebase la de 20 anunciada previamente.

Los buzos, entretanto, recuperaron el cuerpo de una mujer el domingo, con lo que subió a 13 el número de personas muertas en el accidente de 13 de enero.

La funcionaria de Protección Civil Francesca Maffini dijo a los periodistas que la víctima llevaba puesto un chaleco salvavidas y que estaba en la parte trasera de una parte sumergida del barco. El cuerpo no fue identificado de inmediato.

Horas antes, las autoridades italianas plantearon la posibilidad de que se desconozca el número real de desaparecidos debido a que en la nave podrían haber viajado pasajeros no registrados.

"Es posible que un número desconocido de personas de las que no tenemos información hubiera estado en el barco, que fueran (pasajeros) clandestinos", dijo a la prensa Franco Gabrielli, funcionario de protección civil nacional a cargo de las acciones de rescate.

Gabrielli habló en la isla de Giglio, frente a la cual el crucero chocó el 13 de enero contra un arrecife mientras transportaba 4.200 personas. El impacto le abrió una hendidura en el casco, escoró y quedó encallado en el lugar.

Los parientes de una mujer húngara dijeron a las autoridades italianas que ella les telefoneó desde la nave y no saben de ella después del accidente, aseguró el funcionario.

Es posible que el cadáver de una mujer que los buzos recuperaron el sábado en el barco corresponda al de un pasajero no registrado, agregó.

Sin embargo, no se ha determinado la identidad del cadáver de esa mujer ni la de tres hombres. Todos estos cuerpos fueron recuperados en avanzado estado de descomposición tras pasar varios días en el agua.

Gabrielli dijo que ha quedado establecida la identidad de otros 12 cadáveres, entre estos los de cuatro franceses, un italiano, un húngaro, un alemán y un español.

Las autoridades dijeron que el domingo continuaban desaparecidas 20 personas tras el naufragio.

Las labores de búsqueda fueron suspendidas el domingo varias horas debido a que algunos instrumentos registraron que el crucero se remeció ligeramente frente al puerto de Giglio.

Por ahora, los tanques de combustible del Costa Concordia no presentan derrames, pero personal de cuadrillas especiales está a la espera de que terminen las labores de recuperación de cuerpos antes de extraer 2.200 toneladas métricas (cerca de medio millón de galones) de combustible.

___

D'Emilio reportó desde Roma.