Los precios a término del jugo de naranja subieron el viernes ante las preocupaciones de que los reguladores federales estadounidenses restrinjan las importaciones desde Brasil.

El jugo de naranja para entrega en marzo se incrementó 10 centavos, a 2,1065 dólares por libra (0,45 kilogramo). El precio está cerca de su máximo histórico.

Los inversionistas están preocupados por la posibilidad de que se detengan las importaciones de jugo y naranjas brasileñas en caso de que la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) encuentre en los productos restos de un fungicida prohibido. La FDA comenzó a hacer análisis este mes, después de que se detectaron bajos niveles del fungicida en cargamentos de jugo.

El fungicida no está aprobado para su uso en comestibles dentro de Estados Unidos, pero se emplea en Brasil.

La FDA informó el viernes que varias pruebas recientes no encontraron restos del químico, pero prosiguen las inspecciones.