Los países del grupo de los 20 (G20) están de acuerdo en apuntalar al Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque aún continuarán las discusiones sobre un acuerdo para incrementar los recursos del organismo con miras a mitigar los efectos de problemas internacionales, informó el viernes un alto funcionario mexicano.

"No hay discusión todavía en materia de cifras... apenas hay una discusión conceptual", dijo el subsecretario de Hacienda mexicano, Gerardo Rodríguez, al término de un encuentro de dos días de viceministros de Finanzas y subgobernadores de bancos centrales del G-20.

El FMI señaló esta semana que desea incrementar sus fondos operacionales en unos 500.000 millones de dólares y que exploraban alternativas de financiación.

En la reunión de viceministros del G-20 en México, país que este año preside el grupo, los países abordaron en principio posibles mecanismos de aumento de fondos al FMI y que van desde el esquema tradicional de cuotas, hasta préstamos bilaterales o regionales, dijo Rodríguez.

El funcionario mexicano calificó el encuentro como un "punto de partida muy importante" y recordó que el tema del incremento de fondos también atañe a países que no están dentro del G-20.

Rodríguez afirmó que dentro del grupo "existe una buena disposición para el diálogo" entre todos los países, incluidos europeos, Estados Unidos y Brasil.

El G20 reúne a los países más desarrollados y a naciones emergentes como China, India, México y Brasil.

Los problemas de deuda soberana que han dañado a la zona europea han alertado al mundo entero por los riesgos de contagio, por lo que diversos grupos buscan fortalecer organismos como el FMI para ayudar a prevenir crisis o enfrentarlas en caso de que afecten a algunos países.