Manifestantes planeaban "ocupar" tribunales en un centenar de ciudades de Estados Unidos el viernes en protesta contra un fallo de la Corte Suprema que eliminó la mayoría de los límites a lo que pueden gastar las empresas y los sindicatos en las elecciones.

La coalición, llamada Movimiento por la Enmienda, dijo que la protesta será el inicio de una campaña de recolección de firmas en apoyo a una enmienda constitucional que derogaría el fallo de 2010 llamado Ciudadanos Unidos v. FEC, que permite a grupos privados gastar enormes sumas en campañas políticas con escasas restricciones.

"Las cortes crearon la idea de que una empresa es una persona con derechos constitucionales", dijo David Cobb, uno de los dirigentes de la protesta. "Justifica el copamiento de nuestro gobierno por las empresas".

En tanto, un juez en Nueva York sentenció el jueves que los manifestantes no tienen el derecho de protestar frente a un tribunal federal bajo la cláusula constitucional que garantiza la libertad de reunión y expresión.

El gobierno se había negado a autorizar la protesta con el argumento de que un tribunal tiene problemas de seguridad propios.

Ante el fallo, los manifestantes resolvieron realizar su protesta en la plaza Foley, cerca del tribunal, y que concentrarían sus esfuerzos en organizar la protesta en lugar de apelar el fallo.