Hayron Eduardo Borrayo Lasmibat y Mirza Silvana Hernandez De Borrayo, propietarios de Bingotón Millonario y la empresa Revoluciones Por Minuto Aceleración S.A. rechazaron el señalamiento de narcotraficantes que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos formuló en su contra.

"Esto es una agresión a nuestro nombre y familia. Es una irresponsabilidad que las autoridades de Estados Unidos solo publiquen así sin tener sustento y fundamento en las investigaciones3/8, dijo Hernández al diario local Prensa Libre.

La secretaria de Hernández, Jessica Matías, confirmó a The Associated Press el viernes que estas declaraciones habían tomado lugar en la sede de la empresa la noche anterior y que de momento no contemplaban conceder nuevas entrevistas.

Estados Unidos designó el jueves como narcotraficantes a la guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rossell, a quien ubicó entre los traficantes de drogas más prolíficos de América Central, y a la empresa guatemalteca Bingotón Millonario.

Según la Oficina para el Control de Bienes en el Extranjero (OFAC por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro, Chacón dirige una organización de narcotráfico y lavado de dinero con operaciones en Honduras y Panamá para suplir a los carteles mexicanos que involucran a su esposo hondureño Jorge Fernández Carbajal, y a los esposos guatemaltecos Borrayo, quienes poseen y operan Bingotón Millonario y Revoluciones Por Minuto Aceleración S.A., una firma dedicada a vender piezas de recambio para vehículos.

Hernández negó tener cualquier relación con Chacón, como el departamento del Tesoro señala, aunque admitió conocerla porque sus hijas son alumnas en el mismo colegio.

"La he visto varias veces en actividades estudiantiles pero no hemos tenido acercamiento amistoso", afirmó al matutino.

El secretario privado del ministerio Público, Arturo Aguilar, dijo que solicitarán al Departamento del Tesoro de Estados Unidos que compartan la información relacionada con las personas y empresas señaladas para iniciar una investigación. "No conocíamos la información y no tenemos ninguna causa abierta contra Chacón", expresó.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, argumentó que seguramente las presuntas actividades ilícitas fueron detectadas por las autoridades estadounidenses en bancos internacionales.

Aunque al parecer no disponía de evidencias concretas, dijo que no le sorprendía que empresas de lotería estuvieran vinculadas al narcotráfico cuando "hasta iglesias han participado en operaciones de lavado de dinero".

En una página de Facebook bajo el nombre de Bingotón, la lotería dice que genera más de 2.700 empleos directos e indirectos al contar con miles de puntos de venta en el territorio nacional. Sostiene además que entregó durante los últimos tres años más de 15 millones de quetzales (2 millones de dólares) a 595.000 ganadores, y casi tres millones de quetzales (300.000 dólares) a programas de ayuda social.

Además de estas dos empresas guatemaltecas, la designación del Departamento del Tesoro mencionó a las compañías panameñas Andrea Yari S.A. and Fer'Seg S.A, pertenecientes y operadas por Fernández Carbajal.

La designación de narcotraficante implica el congelamiento de bienes que estas personas puedan poseer en Estados Unidos y prohibe a entes estadounidenses realizar transacciones con los designados o sus bienes, tal como establece la ley de designación de cabecillas del narcotráfico extranjero (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act), de diciembre de 1999, que declara quiénes o qué tipo de organizaciones son narcotraficantes en el extranjero para aplicar medidas financieras en su contra.

América Central ha visto en años recientes un repunte de la actividad del crimen organizado, cuyos carteles han buscado mayor facilidad de maniobra ante los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos financia en Colombia y más recientemente en México a través de la Iniciativa Mérida.

__

Los periodistas Luis Alonso y Sonia Pérez D. contribuyeron con este despacho desde Washington y Guatemala.