Eastman Kodak Co. obtuvo el viernes la autorización de un juez para tomar prestados 650 millones de dólares a Citigroup a fin de poder seguir operando mientras ofrece en venta una serie de patentes de imágenes digitales.

La empresa pionera de la fotografía pidió la quiebra el jueves y debe presentar un plan de reorganización antes del 15 de febrero de 2013.

El juez de quiebras Allan Gropper fijó plazo del 30 de junio para que Kodak someta a su aprobación las condiciones de subasta de 1.100 patentes, que según los analistas permitirían recaudar por lo menos 2.200 millones de dólares.

Después de años de esfuerzos para transformarse en una potencia impresora, Kodak se quedó sin fondos y solicitó la protección de sus acreedores. Intenta vender sus patentes desde julio.