Pese a que mantiene una baja popularidad, el gobierno del presidente Sebastián Piñera está satisfecho con su gestión de casi dos años, manifestó el viernes el portavoz oficial.

"Sin duda que hemos tenido años difíciles, años duros, años con adversidades, pero también la satisfacción de haber podido avanzar en el cumplimiento de tareas y reformas sociales, políticas y económicas muy importantes que el gobierno quería impulsar", dijo Andrés Chadwick tras dos días de reunión de Piñera con su gabinete ministerial en el balneario de Viña del Mar.

Según Chadwick, se han aumentado en este periodo los beneficios en educación y salud y en materia política se aprobó una reforma que permite la inscripción automática y la votación voluntaria, pese a las adversidades que el actual gobierno tuvo que enfrentar. A pocos días de asumir Piñera en marzo de 2010 se registró un sismo de magnitud 8,8 y un posterior tsunami que devastó una vasta zona del centro sur del país.

En el encuentro de Piñera con sus colaboradores el mandatario fijó las prioridades para este año, que son nuevas reformas sociales, en educación, salud, seguridad ciudadana y fomento y seguridad en el empleo, según manifestó el vocero.

Chadwick también señaló que en marzo o abril se impulsará un proyecto para una reforma tributaria luego de conversaciones con sectores oficialistas, opositores y gremiales.

El vocero se refirió también a un aspecto polémico que ha suscitado críticas y divisiones en el oficialismo. Pese a versiones de oficialistas de que el gobierno impulsó un acuerdo entre uno de los partidos gobernantes y la opositora Democracia Cristiana para una reforma al sistema electoral Chadwick dijo que la posición del gobierno es que primero se produzca una posición conjunta de los partidos de la alianza oficialista.