Cuba cerró el 2011 con el arribo a la isla de 2,7 millones de visitantes, un incremento de 7,3% con relación al año precedente, indicaron fuentes oficiales.

El ministro del sector, Manuel Marrero, informó que se habían registrado unos 200.000 turistas más que en 2010.

El funcionario encabezó la delegación cubana a la Feria Internacional del Turismo de Madrid y sus comentarios fueron reportados el viernes por la agencia local Prensa Latina.

El turismo en uno de los sectores más dinámicos de la economía de la isla junto al níquel y se vio afectado en años anteriores por la crisis mundial.

Entre los mayores emisores de visitantes se encuentra tradicionalmente Canadá, Inglaterra, Italia y España; y en el continente México y Argentina.

Los estadounidenses, que podrían ser el mercado de visitantes en la región dado su poder adquisitivo y su cercanía, no pueden viajar libremente a Cuba en virtud de sanciones políticas y económicas por parte de Washington y deben pedir permisos especiales.