Antel, la compañía pública uruguaya de telecomunicaciones, anunció hoy que dará a sus abonados un día gratis de conexión a Internet en solidaridad con las protestas por la iniciativa legislativa estadounidense contra la piratería digital, la Stop Online Piracy Act, conocida por sus siglas SOPA.

En un comunicado difundido en la página web de la empresa, Antel justificó su decisión de no cobrar el uso de Internet el próximo día 23 debido a que ese día muchas grandes empresas del mundo digital dejarán de funcionar en protesta por ese proyecto de ley que se discute en el Parlamento estadounidense.

"Antel no pretende con esta medida tomar posición respecto a los contenidos y alcance de las leyes en otros países, sino que apunta a fortalecer el principio de libertad y democracia para el acceso a la red de todos sus clientes", indicó la empresa.

En ese sentido, la empresa justificó su iniciativa como una "compensación" por las consecuencias de un debate que les es "ajeno" pero que afecta el acceso de sus usuarios a la red.

De ese modo, Antel no cobrará por el uso de sus servicios de ADSL tanto en dispositivos móviles como fijos y descontará a través de ofertas en el uso de telefonía móvil a las personas que tienen contratada una tarifa plana.

Este anuncio se produce justo el día después de que la enciclopedia digital Wikipedia iniciara las protestas contra la SOPA con un apagón que duró todo el día.

La enciclopedia virtual, la sexta web con más contenidos del mundo, justificó su medida porque a su juicio la SOPA ataca la difusión del "conocimiento".

El gigante de Internet Google, cuyo posible "apagón" se rumoreó por la red, mantuvo ayer sus servicios abiertos pero su página principal mostraba un "crespón" negro que enlazaba a un texto sobre la oposición del buscador a la medida y pedía a los ciudadanos firmas para cancelar el proyecto.

La SOPA obligaría a los motores de búsqueda, proveedores de dominios y empresas de publicidad estadounidenses a bloquear los servicios de cualquier página web que esté bajo investigación del Departamento de Justicia estadounidense por haber publicado material bajo derechos de autor y se encuentre en cualquier lugar.

Las firmas de internet sostienen que la legislación promueve la censura, trastorna la operación de internet y perjudica su capacidad para la innovación.