La salud de Gary Carter ha empeorado.

El catcher, a quien se le diagnosticó un tumor cerebral maligno en mayo, recibió el jueves los resultados de su última tomografía, de acuerdo con el blog de su hija Kimmy Bloomers.

"Me gustaría decir que los resultados fueron buenos... ahora hay varios nuevos puntos/tumores en el cerebro de mi papá. Escribo estas palabras con lágrimas en los ojos porque estoy triste por mi papá", escribió Bloomers.

"El doctor Jimmy Harris vendrá esta noche a la casa de mi padre para hablar con la familia sobre el siguiente paso", añadió.

Carter, de 57 años e integrante del Salón de la Fama, se sometió a la tomografía por resonancia magnética el viernes en North Palm Beach, Florida, y los resultados fueron enviados a sus médicos en la Universidad Duke para una evaluación.

Un día antes, se cayó durante una cita con el médico y se desgarró por completo el codo, escribió Bloomers. También se cayó la víspera de Navidad, agregó.

"Es muy doloroso y necesita cirugía, pero lo único que puede hacer papá ahora es seguir la rehabilitación", manifestó.