La estrella del Flamengo, Ronaldinho, será reconocido el viernes por el gobierno del presidente boliviano Evo Morales con la "Medalla al Mérito Deportivo".

El delantero brasileño llegó el martes a Bolivia junto con su equipo para adaptarse a la altura de cara al partido del 25 de enero contra Real Potosí por la fase preliminar de la Copa Libertadores.

El gobierno boliviano informó el jueves en un comunicado que el acto será en la ciudad sureña de Sucre, con la presencia del presidente.

El conjunto carioca llegó primero a la región oriental de Santa Cruz y poco después se trasladó a la ciudad de Sucre, ubicada a unos 2.750 metros sobre el nivel del mar. El encuentro será en Potosí, a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

La próxima semana, el club brasileño viajará a la sede del partido.

Al iniciar los entrenamientos, la gobernación de Sucre obsequió a Ronaldinho un colorido poncho indígena hecho en un telar, característico de la localidad de Tarabuco, unos 450 kilómetros al sur de La Paz.

El jugador agradeció el gesto y se puso el poncho, pero no dio declaraciones al igual que el resto del plantel.