Los jugadores del Arsenal no podrían pedir mayor motivación cuando enfrenten el domingo al Manchester United en la Liga Premier.

El duelo en el estadio Emirates representa una oportunidad para que los Gunners repunten tras derrotas consecutivas, aumenten sus posibilidades de volver a la pelea por los boletos a la Liga de Campeones y socaven las oportunidades de sus rivales de retener el título.

Y, además, está la cuestión de la revancha por el humillante 8-2 que les propinó el United en Old Trafford en agosto.

"Es una oportunidad gigantesca porque uno siente que hemos dejado ir seis puntos en los últimos dos partidos de forma increíble", afirmó Arsene Wenger, técnico del Arsenal. "Es hora de que despertemos y nos concentremos. Tenemos una buena oportunidad de hacer eso ante el Manchester United".

Pero la victoria es igual de importante para el United, que podría alcanzar al Manchester City en la cima de la tabla si le gana al Arsenal. Pero sólo si el Tottenham, en tercer sitio, logra llevarse un sorpresivo triunfo ante el City en el otro partido dominical.

"Iremos allá con una mentalidad positiva y trataremos de ganar", dijo Luka Modric, mediocampista del Tottenham. "Hacemos eso contra todos los rivales".

El United ya podría estar delante del City, pero perdió encuentros consecutivos frente al Blackburn y el Newcastle antes de repuntar con un triunfo de 3-2 en casa del City por la Copa de la FA. Posteriormente una victoria de 3-0 sobre el Bolton encarriló de nuevo a los Red Devils en la pelea por la Liga Premier, dándoles una cómoda ventaja de 12 unidades sobre el Arsenal, que está quinto en la tabla.

El zaguero Chris Smalling del United, de vuelta en las canchas tras una tonsilitis, culpó a las lesiones por el bajón del equipo que incluyó la eliminación de la Champions.

"Probablemente hemos tenido más lesiones que cualquier otro club de la liga", afirmó Smalling. "Definitivamente no creo que muchos equipos hayan perdido a jugadores del calibre de Nemanja Vidic y Darren Fletcher por períodos tan largos. Y a pesar de ello seguimos avanzando fuerte, seguimos disputando el liderato e incluso tenemos de vuelta a algunos jugadores, lo cual será crucial en la disputa por el título".

Al menos el Arsenal puede recurrir al buen desempeño que ha mostrado en casa, donde sólo Liverpool le ganó en agosto en el estadio Emirates.

"Tengo confianza en que nos meteremos entre los primeros cuatro", dijo Wojciech Szczesny, portero del Arsenal. "No merecemos estar fuera de los primeros cuatro. Cada año deberíamos estar en la lucha por los trofeos, y creo que los resultados se irán dando y al menos terminaremos entre los primeros cuatro porque la escuadra tiene la calidad para alcanzar el éxito".

El Arsenal está pasando apuros fuera de casa. Cayó 2-1 en el estadio del Fulham y la derrota de 3-2 la semana pasada en el del Swansea dejó a los Gunners con la peor defensa de la Premier en partidos como visitante.

"No tengo idea de por qué no podemos ganar fuera de casa", reconoció Szczesny. "Los resultados hablan por sí solos y hemos estado realmente mal como visitantes esta campaña. Realmente no puedo explicarlo. Vamos a todas partes y hacemos nuestro mejor esfuerzo, pero los resultados no nos salen. Hemos hablado sobre ello y no encontramos una respuesta".

En otros partidos, el cuarto Chelsea visita el sábado Norwich, mientras que Liverpool juega en la cancha de Bolton y Everton recibe a Blackpool. Newcastle visita a Fulham, Stoke recibe a West Bromwich Albion, Sunderland a Swansea, Wolverhampton Wanderers a Aston Villa, y Queens Park Rangers a Wigan.