Francia suspendió sus operaciones de entrenamiento en Afganistán y amenazó con retirar a todas sus tropas del país después que un hombre con uniforme del ejército afgano mató el viernes a cuatro soldados franceses e hirió a otros.

El ataque — la segunda ocasión este mes en que un soldado afgano mata a fuerzas francesas — llegó durante unas 24 horas especialmente letales para la coalición militar internacional. Seis infantes de Marina estadounidenses murieron el jueves al estrellarse su helicóptero.

Fue el más reciente en una serie de ataques efectuados por miembros de las fuerzas de seguridad afganas, o por gente vestida con sus uniformes, contra socios de la coalición que han generado temores de una creciente infiltración del Talibán en la policía afgana y el ejército a medida que las fuerzas de combate extranjeras se preparan para dejar el país en 2014.

Las autoridades francesas dijeron que el ataque ocurrió durante un ejercicio de entrenamiento en una base operada en forma conjunta por fuerzas afganas y francesas.

El presidente francés Nicolas Sarkozy anunció en París la muerte de sus compatriotas y la suspensión de los programas de entrenamiento. No especificó cuántas fuerzas francesas o qué programas se verían afectados.

"El ejército francés está en Afganistán al servicio de los afganos contra el terrorismo y contra el Talibán. El ejército francés no está en Afganistán para que los soldados afganos puedan dispararle", afirmó Sarkozy.

Dijo también que, si no se restablece la seguridad, "entonces surgiría la cuestión de un retiro temprano del ejército francés".

El ministro de Defensa, Gerard Longuet, dijo que los soldados franceses estaban desarmados cuando el atacante abrió fuego en Gwan, en la provincia de Kapisa, durante un ejercicio de entrenamiento de alto grado de dificultad a una elevada altitud.

"Hasta el momento no sabemos si es un miembro del Talibán que se infiltró, o alguien que decidió (atacar) por razones que desconocemos", declaró a la televisora France-2.

Dijo que el afgano está bajo custodia de la 3ra Brigada del ejército de Afganistán, detenido por un general "en que confiamos".

Zabiula Mujahid, un portavoz del Talibán, elogió al atacante afgano pero no dijo que haya sido un infiltrado ni proporcionó más detalles.

El canciller francés Alain Juppe dijo que hay 15 soldados heridos, aunque no proporcionó sus nacionalidades.

___

Corbet reportó desde París. Los periodistas de The Associated Press Angela Charlton, Jamey Keaten y Samantha Bordes en París, así como Robert Burns en Washington contribuyeron con este despacho.