El favorito Mitt Romney y sus contrincantes por la candidatura presidencial republicana se preparaban el viernes para su último día completo de campaña en Carolina del Sur con miras a unas primarias cuyo panorama ha cambiado significativamente.

El ex gobernador de Massachusetts confía en sacudirse los desafíos contra su frágil ventaja que le representan rivales más conservadores como Newt Gingrich y Rick Santorum.

Todos los aspirantes a ser el abanderado presidencial del Partido Republicano, entre estos el cuarto y último de ellos, Ron Paul, maniobran a toda prisa para allegarse los restos del apoyo que tenía el gobernador de Texas, Rick Perry, quien se retiró el jueves de la contienda interna y anunció su apoyo a Gingrich.

La partida de Perry, un estridente debate sostenido la noche del jueves y nuevas referencias sobre la vida personal tumultuosa de Gingrich prometen generar una actividad frenética antes de la votación del sábado, así como la intensificación de los ataques mutuos mientras los contrincantes buscan ser el nominado para enfrentar al presidente Barack Obama en las elecciones de noviembre.

La situación de la economía es el principal tema electoral en momentos en que Obama preside un país en el que persiste la inconformidad mientras intenta recuperarse de la Gran Recesión.

Romney llega con una pequeña ventaja a las elecciones internas en Carolina del Sur, donde Gingrich ha ganado terreno, de acuerdo con las encuestas.

En su presentación del viernes en Fox News Channel, Romney se refirió a Gingrich como "un contrincante enérgico", pero afirmó que el ex presidente de la Cámara de Representantes no es el mejor hombre para enfrentar a Obama.

Gingrich canceló una presentación que tenía prevista para el viernes en la mañana en la Conferencia Sureña de Liderazgo Republicano debido a una escasa asistencia de apenas 25 personas. El portavoz de Gingrich, Nathan Naidu, dijo que la decisión fue adoptada en conjunto con los organizadores de la conferencia.

Por su parte, Santorum continúa presentándose como el verdadero conservador del Partido Republicano, e intenta aprovechar el impulso que le dio la noticia del viernes de que superó sorpresivamente a Romney por 34 votos en el escrutinio definitivo de las asambleas partidistas de Iowa. En un principio Romney había sido declarado el vencedor en estas elecciones primarias.

Santorum dijo a C-SPAN el viernes que la contienda por la candidatura presidencial republicana "ha dado un giro en las últimas 24 horas" y que él se mantiene como un factor muy importante en la misma.