El Gobierno argentino advirtió hoy a la española Repsol que no va "a permitir la discriminación de precios" en el país, luego de la denuncia presentada contra cinco petroleras por supuesto "abuso de posición dominante" en el mercado de gasóleo.

"Repsol, no vamos a permitir la discriminación de precios en la República Argentina", afirmó el vicepresidente argentino, Amado Boudou, a cargo del Poder Ejecutivo a raíz de la licencia de 20 días que tomó la mandataria Cristina Fernández por una operación de tiroides.

Durante un acto en el balneario de Mar del Plata, a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, Boudou dijo, además, que "este Gobierno trabaja con alegría, pero va a seguir enfrentando con su cara más seria a las corporaciones cuando se pretenda llevar puesto el bienestar de la población".

El vicepresidente hizo estas declaraciones después de que la petrolera argentina YPF, controlada por Repsol, considerara este miércoles "injustificada" la denuncia del Gobierno argentino a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (antimonopolio) por supuestos "sobreprecios" de hasta el 30 % en el precio mayorista del gasóleo con relación al minorista.

"YPF rechaza de plano la denuncia formulada el lunes último por autoridades del Gobierno nacional y está a disposición, como siempre, para brindar las explicaciones que les sean requeridas por cualquier autoridad", indicó la petrolera en un comunicado.

El Gobierno anunció el pasado lunes que investiga a YPF, la anglo-holandesa Shell, la estadounidense Esso, la brasileña Petrobras y la argentina Oil Combustibles por "sobreprecios" en el gasóleo que, según la presentación, alcanzan unos 808,3 millones de dólares anuales y afectan tanto al transporte público, subsidiado por el Estado, como el de cargas.

Tras esa presentación, el secretario argentino de Transporte, Juan Pablo Schiavi, mantuvo este miércoles una reunión con directivos de las petroleras denunciadas en la que, según fuentes gubernamentales, acordaron "superar las diferencias".

"Luego de una reunión mantenida esta tarde a instancias de la Secretaría de Transporte de la Nación para evaluar el mercado de gasoil para el transporte, YPF lamenta que dicha reunión se haya producido tras una injustificada denuncia pública por abuso de posición dominante y cartelización", evaluó la petrolera en el comunicado.

La petrolera de Repsol controla el 65 % del mercado de gasóleo, secundada por Shell, con el 20 %, y Esso (Exxon), con el 9 %, mientras que Petrobras y la argentina Oil se dividen el resto, según el Gobierno.