La balanza por cuenta corriente de la Unión Europea (UE) registró un déficit de 21.400 millones de euros en el tercer trimestre de 2011, inferior a los 22.300 millones del mismo periodo de 2010, publicó hoy la agencia comunitaria de estadística, Eurostat.

La mejoría se debió principalmente al aumento del excedente en la cuenta de servicios, desde los 22.800 millones hasta los 29.800, mientras que se redujo el superávit en el apartado de rentas, desde los 1.500 millones de 2010 a los 600 millones de 2011.

Los excedentes más importantes se observaron en el apartado de "otros servicios", que incluyen diversos servicios médicos, profesionales y técnicos (11.500 millones), finanzas (7.600 millones), servicios informáticos y de información (6.500 millones), transportes (6.400 millones) y construcción (2.200 millones).

Sin embargo, el déficit se incrementó en el comercio de bienes, que pasó desde los 31.000 millones del tercer trimestre de 2010 a los 35.100 del mismo período de 2011, así como en las transferencias a terceros países, que registraron un balance negativo de 16.700 millones, 1.100 más que entre julio y septiembre de 2010.

Por países, la UE registró su mayor excedente comercial con Suiza (15.800 millones), seguida de EEUU (13.900 millones), Hong Kong (5.900 millones), Brasil (4.100 millones), Canadá (2.800 millones) India (1.000 millones).

En cambio, la balanza dejó su mayor déficit con China (35.700 millones), Rusia (9.900 millones) y Japón (5.400 millones).

Los estados miembros que tuvieron mayores excedentes fueron Alemania (30.300 millones), Holanda (10.400 millones) y Suecia (8.300 millones).

En el otro extremo, los países con más déficit fueron Reino Unido (20.100 millones), Francia (8.700 millones), Italia (8.200 millones) y España (6.400 millones).