Un juez haitiano condenó a siete policías de varios cargos por su participación en un motín carcelario en el que por lo menos 10 prisioneros fueron muertos a tiros.

El juez Ezekiel Vaval declaró que otros seis agentes eran inocentes.

Los 13 agentes fueron acusados de homicidio, homicidio frustrado y otros delitos después de que presuntamente dispararan contra los prisioneros durante un motín carcelario en enero de 2010 en la ciudad meridional de Les Cayes. El fallo fue anunciado el jueves.

Las penas oscilan entre dos y 13 años de trabajos forzados.

El caso fue seguido atentamente en Haití y es considerado una prueba del sistema judicial en este empobrecido país.