El consorcio cuprífero estatal Codelco criticó el acuerdo de venta convenido entre la británica Anglo American y la japonesa Mitsubishi que la justicia chilena obligó a divulgar y calificó la operación de ilegítima.

En una declaración emitida el jueves el consorcio chileno afirmó que los documentos sobre la venta a Mitsubishi de 24,5% de la filial local Anglo American Sur (AAS) por 5.390 millones de dólares entregados por la empresa británica "revelan que ambas empresas actuaron conscientemente con la intención de vulnerar los derechos de Codelco".

La justicia, ante requerimiento de Codelco, obligó a Anglo American a divulgar el acuerdo de venta de AAS anunciado en noviembre por la empresa británica. El convenio de venta fue entregado a un tribunal el miércoles por Anglo American.

Codelco asegura tener derecho a la opción de compra de 49% de AAS por contrato desde que los yacimientos cercanos a esta capital, entre ellos la mina Disputada de Las Condes, fueron privatizados en 1978. En 2002 Anglo American adquirió el yacimiento en 1.300 millones a la petrolera Exxon.

En octubre Codelco anunció que haría valer su derecho a adquirir en 6.750 millones de dólares ese porcentaje accionario de AAS en una operación conjunta con la también japonesa Mitsui.

El anuncio dio inicio a la batalla judicial en que ambas cupríferas se enfrascaron. Codelco logró paralizar el viernes la venta por decisión del décimo cuarto juzgado civil de Santiago mientras se resuelve la pugna por los derechos que la chilena asegura tener.

La empresa chilena, el mayor productor mundial de cobre, señaló que los documentos revelados por Anglo American muestran que la británica y Mitsubishi comenzaron a negociar el 16 de octubre, poco después de que Codelco anunciara su derecho a adquirir 49% de AAS. Anglo American y Mitsubishi informaron de su acuerdo en noviembre.

El abogado defensor de Codelco, Pedro Pablo Gutiérrez, dijo a periodistas que "los documentos secretos incompletos que se han exhibido demuestran que tanto Anglo American como Mitsubishi tenían perfecto y cabal conocimiento de los derechos de Codelco y que celebraron el contrato con la clara intención de dañar a Codelco".

Gutiérrez comentó también que el contrato que Anglo American tuvo que divulgar establece que en caso de que Codelco ejerciera su derecho de compra, la empresa británica está obligada a indemnizar a Mitsubishi con un monto límite de 110% de lo pagado por la empresa japonesa.

El abogado sostuvo que la acción dolosa en que se habría incurrido "es sancionada por la ley chilena independientemente del lugar donde se celebró el contrato".

La millonaria transacción fue efectuada en Nueva York.

Aseguró también que Anglo American no divulgó todos los documentos suscritos entre esa empresa y Mitsubishi por cuanto no se difundieron los anexos al contrato y el acuerdo de confidencialidad.